Pasar al contenido principal
Resultaría más apropiado en castellano denominar Folclore al conjunto de creencias, costumbres, artesanías y demás aspectos tradicionales de un pueblo. Pero, tras años de discusiones entre los lingüistas, lo fonético venció a lo gráfico, y en vez del citado y más adecuado término castellano se usaría una pura transcripción del inglés: Folklore. El neologismo se creó a partir de las palabras anglosajonas Folk (“pueblo”) y Lore (“sabiduría”).Quería, pues, sustituir a lo que en Inglaterra venían llamándose Antigüedades populares o literatura popular.
Leer más ...
Suscribirse a Patrimonio inmaterial