Pasar al contenido principal
Título a mostrar

PARQUE ARQUEOLÓGICO DE ALARCOS

El Parque Arqueológico de Alarcos está formado por un núcleo localizado en el yacimiento de Alarcos y su entorno y el yacimiento arqueológico visitable denominado Calatrava la Vieja.

Alarcos se trata de un “oppidum ibérico”, de adscripción cultural dilatada, que abarca desde la Edad del Bronce hasta el final de la Edad Media. El lugar se ubica a 8 kms. al Noroeste del casco urbano de Poblete (C.Real), localidad más cercana, aunque pertenece al término municipal de Ciudad Real y está situado sobre el cerro que le da nombre.

SABER MÁS

Días de apertura
Durante todo el año

Viernes | 14:00 a 18:00 h.
Sábados | de 10:00 a 18:00 h.
Domingos y festivos | de 10:00 a 14 h.

Miércoles y jueves previa cita para grupos.

Días de cierre
Lunes, martes, miércoles y jueves.

General | 5 euros.
Incluye servicio de guía en horario.

Reducida | 3 euros.
Grupos de 25 personas o más con reserva previa. Estudiantes entre 9 y 25 años. Titulares del carné joven o equivalente. Pensionistas. Desempleados. Personas con diversidad funcional. Familias numerosas. Miembros de la asociación de parques arqueológicos, sitios o monumentos correspondiente. Miembros del ICOM e ICOMOS.

Gratuita
Niños menores de 8 años. Investigadores autorizados. Naturales del término municipal.

Es necesaria la acreditación de todas las circunstancias.

Dirección
Carretera de Tarragona a Badajoz,
Nacional 420, Ciudad Real y Poblete.
(Ciudad Real)

Teléfono de contacto: 926 25 52 00

Correo electrónico: administracion@museov.ayto-ciudadreal.es

Alarcos

Alarcos

CENTRO DE INTERPRETACIÓN

El centro de interpretación se encuentra a los pies del yacimiento y en él se expone distinto material arqueológico encontrado así como se reproduce una casa iberia y otra musulmana de esas épocas.

Posee una sala de exposiciones, una sala de audiovisuales con un amplio aparcamiento en sus alrededores.

PLANIFICA TU VISITA

Las visitas pueden hacerse libremente siguiendo el recorrido del Parque.

Existe la posibilidad de solicitar audioguías o de reservar una visita guiada (Consultar en el teléfono de información)

Tel. Información General: 926 25 52 00

 

Horario de proyección de audiovisuales

Horario de Verano
Del 1 de abril a 30 de septiembre.

Mañanas de miércoles a domingo: 10:11 y 12:00 h.
Tardes de viernes y sábado: 18:00 h.

Horario de Invierno
Del 1 de octubre a 31 de marzo.

Mañanas de miércoles a domingo: 10:11 a 13:00 h.
Tardes de viernes y sábado: 16:00 h.
 

Para disfrutar mejor de este parque arqueológico y evitar el deterioro del lugar, tenga en cuenta los siguientes consejos:

Esperamos que le guste este viaje al pasado.

El Parque Arqueológico de Alarcos está formado por un núcleo localizado en el yacimiento de Alarcos y su entorno y el yacimiento arqueológico visitable denominado Calatrava la Vieja. Se trata de un “oppidum ibérico”, de adscripción cultural dilatada, que abarca desde la Edad del Bronce hasta el final de la Edad Media. El lugar se ubica a 8 kms. al Noroeste del casco urbano de Poblete (C.Real), localidad más cercana, aunque pertenece al término municipal de Ciudad Real y está situado sobre el cerro que le da nombre.

Ha sido identificado por numerosos autores como la antigua ciudad de Lacuris, Lacuri o Larcuris, “oppidum” oretano citado por Ptolomeo; ello podría estar confirmado por la aparición de una lápida en Malagón erigida en honor de P. Corneli Larcuritano. Así pues, podemos hablar de una etapa cultural protohistórica, en la que esta ciudad oretana presenta un proceso de iberización bastante profundo. De época republicana romana se han encontrado diversos restos cerámicos y de época imperial y se puede confirmar la existencia de una necrópolis en las inmediaciones del Cerro. A partir de este momento y hasta bien entrado el S. XI no encontramos noticia alguna referida al yacimiento y resulta muy difícil establecer el panorama histórico que podía presentar esta región hasta el inicio de la Reconquista.

La primera noticia conocida se halla enmarcada en un paisaje legendario, conocido como el de la dote de la mora Zaida. Se narra que Mutamid de Sevilla entregó la ciudad, junto con algunas otras, para el matrimonio de su hija con Alfonso VI. Cedida más tarde por los cristianos, Alfonso VII se la arrebató a los musulmanes en 1.130 para después volver a perderla y “volverla a recobrar en 1.158 aunque convertida en un montón de ruinas”.

Reedificada y repoblada en 1.178 por Alfonso VIII, su defensa fue encomendada a los Caballeros de Calatrava, que más tarde la obtuvieron en propiedad. Cuando en el año 1.195 Alfonso VIII fue vencido por el caudillo almohade Almansur Yakub-ben-Yusef en la batalla de Alarcos, la fortaleza fue demolida y entregada a las llamas, siendo llevados sus habitantes a la costa de África. Alarcos sería reconquistada tras la victoria en la batalla de las Navas de Tolosa. A partir de esa fecha comienza el declive de Alarcos. Sabemos por documentos, algunos desaparecidos, que tanto Fernando III como Alfonso X, intentaron repoblarlo de nuevo sin conseguirlo, dada la insalubridad del lugar y los malos recuerdos (en ocasiones se le denomina “valle de la sangre”). Alfonso X siguiendo la opinión de sus antecesores de que sólo una población grande podía custodiar de forma permanente la vía de unión entre Castilla y Andalucía frente al creciente poder de las Ordenes Militares, otorgó el 20 de febrero de 1.255 la Carta Puebla a la Aldea de Pozo Seco de Don Gil, perteneciente al término municipal de Alarcos, dándole el nombre de villa real. A partir de ese momento, la historia de Alarcos irá íntimamente ligada a la de Villareal, a donde pasaron su parroquia y archivos.

Durante la época de florecimiento de Villareal fue fundado en Alarcos el Santuario de Nuestra Señora de Alarcos que, tras muchas reestructuraciones, que impiden conocer la planta original, aún se encuentra en pie y abierto al culto, emplazado dentro de las murallas de la antigua ciudad de Alarcos. De esta última se conservan restos de la muralla mencionada y del castillo medieval.
 

DOCUMENTOS PARA DESCARGAR