Pasar al contenido principal

Ciudad Medieval | Muralla

En Alarcos se aprecia también esta labor de fortificación, pero a ella se sumará a partir de 1.190 la construcción de una ciudad de nueva planta que le sirviera de base para su proceso de recuperación territorial.

La ciudad medieval se encontraba rodeada por una muralla que encierra una superficie de 33 ha. De ésta – unos 2.500 mts. de perímetro- se ha descubierto una parte, en la vertiente meridional del cerro, zona de la solana, que ha permitido conocer perfectamente el sistema de construcción utilizado, así como la magnitud del proyecto. 

Su construcción buscó en todo momento la roca madre y su desarrollo se realizó con diversas fábricas. En su base aparece una obra de mampostería ordenada formada por grandes piedras trabadas con argamasa de cal y puzolana, que disminuyen de tamaño en su desarrollo en altura. Las esquinas de esta obra se remataban con sillería, donde aparecen incisas marcas de cantero, en su mayoría con una incisión en forma de cruz.