Pasar al contenido principal

Con la llegada del ferrocarril en 1861, Valdepeñas (Ciudad Real) inició uno de los periodos de mayor efervescencia social, económica y urbanística de su historia. El preciado caldo de la vid, fermentado en grandes tinajas de barro como un ritual ancestral desde comienzos de la Edad Moderna, era trasegado por los carriles de hierro en dirección a Madrid para ser comercializado en sus tabernas. Sobre un subsuelo de galerías excavadas en la roca caliza se levantaban Casas-Palacio con su Bodega anexa, como las Bodegas Bilbaínas, con acceso directo a la estación ferroviaria. 

La arquitectura doméstica se renovó merced a la emergente vitalidad de la urbe del vino, a la que acudían familias del norte, atraídas por su dinamismo. Emprendimiento y ascenso político se entrelazaron en las vivencias de Santiago Ugarte y Estanislao Izarra, propietarios de dos de los más emblemáticos testimonios de la arquitectura historicista en la localidad.

 

Residencia anexa a las Bodegas Bilbaínas de Santiago Ugarte en el Paseo de la Estación. Foto autora.
Residencia anexa a las Bodegas Bilbaínas de Santiago Ugarte en el Paseo de la Estación. Foto autora.



Profesiones liberales diversas dejaron su impronta en los ejes vertebradores de la ciudad del cambio de siglo. Esta es la historia de la burguesía y su legado patrimonial. Un relato acerca de los referentes arquitectónicos de la intimidad doméstica y los mecanismos de sociabilidad a principios del siglo XX.


Valdepeñas, tierra de bodegueros y cosecheros, pero también de banqueros y comerciantes. La pujanza constructiva era la consecuencia lógica de una sociedad en expansión desde que ésta se intensificara en la época de la Restauración borbónica. Un hito fundamental en este proceso aconteció en el año 1887 con la publicación de la Ley de Asociaciones. Fruto de ésta, surgirían varias Sociedades de Recreo, adscritas a diversas ideologías políticas, cuyo precedente se remonta a los años que siguieron a la Revolución Gloriosa de 1868. 

Las primeras instituciones burguesas de sociabilidad vieron la luz bajo el espectro de diferentes denominaciones. El Círculo alemán, el Club inglés o el Casino italiano. Entre 1886 y 1899 una publicación nacional, el Anuario del Comercio y de la Industria, que había comenzado a editarse en 1879 por Carlos Bailly-Baillière, revela la existencia desde la década de los ochenta de los Círculos Liberal, la Confianza y la Concordia, de cuyas huellas arquitectónicas nos ocuparemos en este artículo. Así mismo, este almanaque rescataba de la realidad decimonónica al Casino Progresista de Unión Republicana, cuya fachada de 1894 se preserva en la actualidad fruto de su rehabilitación como Hotel Central. 

Hotel Central, antiguo Círculo de la Unión Republicana, en la calle Capitán Fillol. Foto autora.
Hotel Central, antiguo Círculo de la Unión Republicana, en la calle Capitán Fillol. Foto autora.


 
El Círculo Liberal, situado en la calle Capitán Fillol desde 1889, conserva sus iniciales como huella indeleble en los vitrales de un espacio reconvertido en tres negocios de hostelería: el Café Local, Querida Patro y New Reset. El primero de ellos mantiene la esencia modernista en una fachada orgánica en la que confluyen vidrio, madera o hierro labrado. Las estilizadas columnas de fundición unifican armónicamente los tres espacios, rememorando la originaria semblanza de este Casino de ideario liberal, afrontado estratégicamente al de identidad republicana. Dos lugares de encuentro para el entretenimiento y el debate político de una emergente clase social.

 

 

 

 Fachada del Café Local en la actualidad. Foto autora.
Fachada del Café Local en la actualidad. Foto autora.


Siguiendo las huellas de este itinerario del ocio burgués, abandonamos Capitán Fillol para adentrarnos en la antigua calle de los Gijón, rebautizada en la actualidad como Pintor Mendoza, en alusión a Antonio Hurtado de Mendoza, retratista del siglo XIX. En este eje de la Edad Moderna, frente a la Fundación Gregorio Prieto, hallamos el siguiente Casino, el de la Concordia, en funcionamiento desde 1884. Hoy desaparecido, conservamos elocuentes referencias fotográficas de su excelencia pasada. No en vano era considerado el casino de los señoritos, por contar entre sus socios con la élite valdepeñera. Durante la Guerra Civil este espacio, antaño aristocrático, acogería el Cuartel de Milicias Populares.

 

 

Fachada del Casino de la Concordia. A la derecha de la imagen de 1968. Fuente: Centro de Estudios de Castilla-La Mancha.
Fachada del Casino de la Concordia. A la derecha de la imagen de 1968. Fuente: Centro de Estudios de Castilla-La Mancha.

 

En una de las vías neurálgicas que parten de la plaza principal, la calle Real, Marceliano Coquillat y Llofriú diseñó el Casino de la Confianza. Nacido en Elche, estudió en la Ciudad Condal, donde ejerció como arquitecto municipal. La esencia del Modernismo barcelonés se materializa en las trazas del único Círculo que conserva en Valdepeñas su estructura originaria de 1882, adaptada a las instalaciones de la Concejalía de Cultura. La correspondencia estructural entre los niveles inferior y superior del recibidor columnado, respectivamente de piedra y hierro, dota de unidad espacial a esta Sociedad de Recreo, concebida como salón de proyecciones cinematográficas y espacio para el juego, sin olvidar los bailes de carnaval y fin de año. La vidriera decimonónica de la escalera y las iniciales impresas en las puertas acristaladas confieren una exquisita identidad a este exponente de los entrelazos vegetales, las ménsulas prominentes y las claves que presiden unos monumentales arcos carpaneles. Todo un escaparate social para el ocio como mecanismo de representación de la burguesía.
 
Fig.9:

Portada principal del Círculo de la Confianza. Foto autora.
Portada principal del Círculo de la Confianza. Foto autora.

 

 Vidriera original en la escalera monumental del Círculo de La confianza. Foto autora.

Vidriera original en la escalera monumental del Círculo de La confianza. Foto autora.

 

En las inmediaciones del Círculo de la Confianza se levantaba el Cine Royalty, en la actualidad reconvertido en salón de actos del centro educativo de las Salesianas. La infraestructura del entretenimiento burgués se completaba en 1886 con el Teatro Viuda de Heras, cuyos accesos desembocaban, a través de la antigua calle del Principal, en la plaza presidida por la iglesia parroquial de la Asunción de Nuestra Señora. En 1908 el cronista local Eusebio Vasco dirigía desde este teatro la reseña histórica en el marco de las veladas literarias de los actos conmemorativos del centenario del 6 de Junio de 1808.


En nuestro recorrido vamos apreciando cómo el entramado urbano del siglo XVIII se nutre con idéntica proyección de esa pujanza edilicia de finales del siglo XIX, proyectándose en su seno señeras mansiones que aún podemos admirar a nuestro paso por las calles Ancha, Torrecilla, Escuelas, Buensuceso, Real, Unión o Castellanos, además de Pintor Mendoza y su prolongación en Capitán Fillol, tramo que conectaba la ciudad de la Edad Moderna con el ensanche planificado como Paseo de la Estación, urbanizado en 1912.

 

 

Vestigios de arquitectura doméstica de corte Historicista en la Calle Ancha entre 1900 y 1920. Fuente: Centro de Estudios de Castilla- La Mancha.
Vestigios de arquitectura doméstica de corte Historicista en la Calle Ancha entre 1900 y 1920. Fuente: Centro de Estudios de Castilla- La Mancha.

 


A fin de identificar los elementos patrimoniales pertenecientes a la arquitectura civil de Valdepeñas del periodo comprendido entre finales del siglo XIX y principios del XX, es posible definir una serie de rasgos que comparte este nutrido compendio de Casas-Palacio:

 

  • Simetría en los vanos en torno al eje articulador de la portada emblemática bajo mirador. 
  • Clara diferenciación, en tamaño y disposición, entre portada principal, puerta de servicio y portada de carruajes en un extremo lateral de la fachada. 
  • Portada emblemática con arco rebajado y hojas de madera talladas con emblemas dinásticos o relieves alusivos a la vid.
  • Rejerías orgánicas de hierro forjado en los balcones y vidrieras en el mirador.
  • Sillares de piedra caliza local en el zócalo del paramento mural de la fachada principal. 
  • Montera de vidrio en la cubierta, centralizando el patio porticado con columnas de fundición.  

 

Pilastras de orden compuesto enmarcando balcones de rejería en el Paseo de la Estación.
Pilastras de orden compuesto enmarcando balcones de rejería en el Paseo de la Estación.


 
Los estilos más representativos eran el Modernismo, los Historicismos y el Eclecticismo. El dinamismo de la curva y la contracurva del Art Nouveau, la recuperación de las formas ornamentales de los paramentos de ladrillo Neomudéjares o la coexistencia de balaustradas y frontones convexos truncados por una clave majestuosa determinan el sustrato de un lenguaje formal unitario que estaría codificando los gustos estéticos de la Valdepeñas burguesa.
    

 

Palacete ecléctico de la Banca y residencia Cruz en la calle Ancha. Foto autora.
Palacete ecléctico de la Banca y residencia Cruz en la calle Ancha. Foto autora.


 
Uno de estos grandes propietarios fue Manuel Cruz Merlo, dueño de la banca privada anexa al Palacete de su familia en la calle Ancha, una joya del eclecticismo manchego. Fue el máximo impulsor que atrajo el primer establecimiento del Banco de España en la sede del Círculo Republicano. Posteriormente se levantaría un edificio ex novo para esta institución financiera en la actual sede de la UNED.

 

 

 La banca de Valdepeñas en la prensa local del 5 de septiembre de 1928. Fuente: El Eco de Valdepeñas. Biblioteca Virtual de Castilla-La Mancha.
 La banca de Valdepeñas en la prensa local del 5 de septiembre de 1928. Fuente: El Eco de Valdepeñas. Biblioteca Virtual de Castilla-La Mancha.



La banca tuvo en Valdepeñas una profusa representación. Su notoriedad es el eco del cariz del tejido social que hizo próspera a la ciudad en el primer tercio del siglo XX. En nuestro paseo admiramos una interesante asociación en la red viaria entre arquitectura del ocio y de las finanzas. Determinadas áreas del callejero alternaban los bulliciosos bancos con espacios residenciales y casinos. Tal es el caso de la calle Escuelas con el Banco Manchego o la calle Pintor Mendoza en su continuidad hacia el comienzo del Paseo de la Estación. En este corto tramo viario nos encontramos con la sucursal del Banco Español de Crédito y el desaparecido Banco Hispano Americano, constituidas respectivamente coincidiendo con la bonanza derivada de la neutralidad hispánica en la Primera Guerra Mundial y los Felices Años Veinte. 

 

 

Antiguo Banco Español de Crédito. Fachada lateral de la Casa de las Telas en la actualidad. Foto autora.
Antiguo Banco Español de Crédito. Fachada lateral de la Casa de las Telas en la actualidad. Foto autora.



El Banco Español de Crédito, emblema de la conocida como Casa de las Telas, contempla el siglo XXI desde uno de los más elaborados miradores del Novecentismo en el Paseo de la Estación.

La arquitectura, emblema de nuestras calles, despierta nuestro espíritu ciudadano en calidad de legado patrimonial. La reveladora impronta de las sociedades que la levantaron pronuncia su alegato a favor de la conservación en una encrucijada en la que la educación retoma un papel esencial. 

La ciudad de la burguesía, revitalizada a la luz de su expansión actual, apuesta por los lazos que nos vinculan a la cultura como garante del progreso y elemento identitario para las nuevas generaciones.

BIBLIOGRAFíA

Bailly-Baillière e hijos (1886 y 1899). Anuario del Comercio y de la Industria, de la magistratura y de la Administración de España y sus colonias (ediciones de Ciudad Real).

Cerceda, F. J. y García, S. (2008). “La imagen de Valdepeñas a través de las postales”. En IV Ciclo de Conferencias Valdepeñas y su Historia, pp. 149-199. Valdepeñas: Concejalía de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valdepeñas- Centro de Estudios de Castilla La Mancha UCLM.

García Alcázar, S. (2018). “El arte del siglo XIX: entre la tradición y la novedad”. En M. Cortés (Coord.), Arte en Castilla-La Mancha II. Del Renacimiento a la actualidad, pp. 173-212. Toledo: Almud – Colección Añil.

JESÚS MORALES, E.M. (2023). “El patrimonio de lo cotidiano: la casa y el casino burgués en una villa manchega de principios del siglo XX”. En La Construcción del patrimonio cultural en el siglo XXI: de la teoría a la práctica. II Simposio de Patrimonio Cultural ICOMOS Comité Nacional Español. Universidad Politécnica de Valencia.

Labián Vázquez, M. T. (2009). “Los servicios financieros de Valdepeñas durante el primer tercio del siglo XX: el Banco Manchego”. En V Ciclo de Conferencias Valdepeñas y su Historia, pp.13-49. Valdepeñas: Concejalía de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valdepeñas- Centro de Estudios de Castilla La Mancha UCLM.

Marín Arroyo, D. (2021). El día y sus horas de un viajero de los caminos del hierro. Madrid: CECEL-CSIC.

Muñoz Fajardo, R. (2006). Arquitectos y obras modernistas de la provincia de Ciudad Real (arquitectura modernista de Castilla La Mancha, III). Toledo: Ledoria.

Sánchez Sánchez, Isidro (2009). “Publicaciones periódicas valdepeñeras (1885-2008)”. En IV Ciclo de Conferencias Valdepeñas y su Historia, pp. 13-98. Valdepeñas: Concejalía de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valdepeñas- Centro de Estudios de Castilla La Mancha UCLM.

Villena Espinosa, R. (2005). El Sexenio Democrático en la España rural. Ciudad Real (1868-1874), Ciudad Real: Instituto de Estudios Manchegos.

FUENTES ARCHIVÍSTICAS

Archivo General de la Administración (A.G.A.), Gobernación, Caja 247: Gobierno Civil de Ciudad Real, Estado de las sociedades y círculos políticos, literarios. de recreo, de obreros… que existen en esta provincia en l° de junio último [1900], según datos facilitados por los señores alcaldes de la provincia, cuyo estado informa en cumplimiento de lo ordenado por la subsecretaría del Ministerio de la Gobernación en telegrama de 16 del mes anterior

RECURSOS WEB

Catálogo del Centro de Estudios de Castilla-La Mancha

Biblioteca Virtual de Castilla-La Mancha
 

Autora: 

Eva Mª Jesús Morales
Profesora Tutora en el Grado de Geografía e Historia de la UNED. C.A. de Ciudad Real.
Profesora de Historia-Jefe de Estudios Adjunto en el IES Bernardo de Balbuena de Valdepeñas.

GALERÍA DE IMÁGENES

Comentarios: 27

Joaquín Broton… el 30-09-2023

Magnífico artículo sobre el pasado esplendor de Valdepeñas, la Ciudad del Vino.

Sebastián Delgado el 30-09-2023

Gran reportaje, Eva, enhorabuena. Quedará como referencia para quien esté interesado en indagar en una de las épocas más interesantes de nuestra población.

Mariano Loprz … el 30-09-2023

Magistral artículo!...y no soy d CiudadReal, pero sí csdtellanomanchego.
Enhorabuena Eva!

Francisco el 30-09-2023

Excelente documento artículo referente a aquella Valdepeñas vinatera. Porque todo surge a raiz del expansionismo de la vid y su famoso vino: Ferrocarril,Banca , Inversionistas ect.
En la actualidad, ocurre todo lo contrario: Una viticultura arruinada victima del mal uso y abuso de una Denominación de Origen envilecida por dos o tres grandes monopolios del vino.
Por ende: Una ciudad venida a menos, cuyos mayores ingresos son las rentas o pagas de jubilados,. funcionarios y algo de polígono industrial.
Puta pena.

Modesto el 30-09-2023

Me parece genial que alguien se preocupe de recordarnos como fue y la riqueza que tuvo nuestro pueblo Valdepeñas, me ha encantado el artículo. Gracias

Luis garrido sanchez el 30-09-2023

Me ha parecido un reportaje sobre Valdepeñas, su historia y arquitectura, de estos 'ultimos siglos, excelente, magnifico.

Cecilia Gaztelumendi el 30-09-2023

Muy Interesante, toda la historia de Valdepeñas
Muy querida para mi

Anónimo el 30-09-2023

Me encanta saber toda la historia de mi pueblo ,Valdepeñas

Concepción cas… el 30-09-2023

Gracias por difundir nuestra historia y nuestra cultura.
Que pena que no se cuide nuestro patrimonio, pues aunque hay muchos edificios catalogados y no sé pueden tocar(entre ellos mi casa) también es verdad que al no tener un fondo de compensación, ni ayudas para arreglarlas y restaurarlas, están casi todas en estado ruinoso, con vallas para que no pasemos no sea que se caigan las tejas y balcones y nos maten.
Valdepeñas no se merece estar así.

Victoria el 30-09-2023

Muy buen trabajo. Es un artículo muy interesante.

Miguel Angel el 30-09-2023

Muy interesante; no conocía este pasado histórico-cultural de Valdepeñas aunque siempre consideré que merece más de una visita cultural.

Felicidad el 30-09-2023

Es muy interesante ver la historia de este gran pueblo ,cultura tan conocida por sus caldos. Ver y conocer su patrimonio en estas construcciones que a día de hoy reflejan un paso histórico qué enriquece a esta comarca.

Jorge Cano el 30-09-2023

Soy colombiano y tengo amistades en Valdepeñas que me compartieron este interesante artículo. Felicitaciones porque conservan el patrimonio arquitectónico de la ciudad, asunto nada fácil por estos tiempos en que la modernidad quiere arrasar con la historia urbana de los pueblos

Julián José el 30-09-2023

Excelente trabajo, maravilloso paseó por la cultura y el tiempo de esta magnífica Valdepeñas.

Juan fajardo toledo el 30-09-2023

Si yo naci en ese pueblo estoy orgulloso de ser de casta manchega mis padres queridos nos dieron vida a 6 hermanos de al dia de hoy vivimos 4 mi padre se lllamaba juan jose fajardo antonaya trabajo con los izarras seguiria escribiendo si teneis mas novedades con relacion ami apellido me qustaria saber

Manuela Rodero Muñoz el 30-09-2023

Me ha gustado mucho, soy nacida en Valdepeñas pero no vivo allí desde hace tiempo. Gracias a leer esto, he recordado buenos momentos del pasado y a los familiares que tengo allí.

Jorge el 30-09-2023

Excelente artículo. Mis más sinceras felicitaciones a la autora. Entre tanta mediocridad y vulgaridad escrita en internet, da gusto encontrar piezas como ésta.

Anónimo el 30-09-2023

Genial artículo

Mercedes Sánch… el 30-09-2023

Enriquecedor.Te levanta tu "casta " valdepeñera . Gracias a todos los que han trabajado para su configuración.

felix javier el 30-09-2023

Excelente trabajo querida amiga.felicidades

Amelia Sánche… el 30-09-2023

Gracias Eva,por ese interesante y hermoso estudio sobre una época del pasado de mi querido pueblo.
Falto muchos años de allí,pero siempre ha estado y está presente en mis recuerdos y en mi corazón.
Me permito escribir el final de una de mis poesías dedicada a mi Valdepeñas :
Ahora ya no están aquellos
que agitar sus manos veía
en el umbral de la puerta,
en señal de despedida.
Y aún así..,
yo no sé por qué la llevo
tan dentro a mi Patria Chica.
Por qué la amo yo tanto
a esa tierra que es la mía.
Allí crecí,me crié,
y descansaré algún día
junto a mis seres queridos,
entre cruces y cipreses,
¡ muy cerquita de mis viñas !

María el 30-09-2023

Me encanta poder ver estas casas Palacio , disfrutar del arte modernista .
Muchas casas ya , estan muy dejadas por el paso del tiempo , mis favoritas son " la casa de las telas" y" las bodegas Bilbaina " , cada vez que recorro el paseo de la estación me quedo ensimismada mirando , imaginando aquella época de esplendor con cada casa llena de gente .

Anónimo el 30-09-2023

Gracias Eva por recordarnos cosas de nuestro querido pueblo. Algunas las conocía. Otras han sido nuevas para mí. En mi memoria aún persisten aquellas fiestas de navidad y carnaval que, de muy joven, casi adolescente, disfruté en el casino de la Confianza. Mis primeros bailes que ahora recuerdo con nostalgia y que, de alguna manera, han vuelto a mi memoria con tu artículo.

Maria Dolores el 30-09-2023

Enhorabuena Eva, un artículo muy interesante y elaborado donde se nota el entusiasmo que pones en todo tu trabajo y tu amor por la historia y el arte. Yo encantada de conocer un poquito más del pueblo que me vio nacer y crecer, gracias!!!

Brígida el 30-09-2023

Me ha encantado Eva,se nota que te gusta mucho tu trabajo y nosotros estamos muy contentos de saber más sobre nuestro pueblo Valdepeñas Muchas gracias

Ana el 30-09-2023

Enhorabuena por el articulo y la recopilacion de fotos Eva. Y muchisimas gracias por compartir tu conocimiento con tanto entusiasmo y de forma tan clara y precisa. Transmites amor hacia nuestro patrimonio. Bravo.

Anónimo el 30-09-2023

Me ha encantado éste artículo porque me ha recordado parte de mi pasado.y conozco bien todo este patrimonio de edificios nombrados.
No soy de Valdepeńas pero si pasé 6/7 años yendo al instituto Bernardo de Balbuena.
Siempre fuimos de compras, al banco , a la modista, a las bodegas, al papeleo,a los medicos y dentistas…
Valdepeńas fue y sigue siendo la ‘ciudad’ de muchos pueblos de su alrededor.
Enhorabuena por tu artículo Eva 👏

Deja un comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.