Pasar al contenido principal

La tercera campaña de excavaciones paleontológicas en el yacimiento albaceteño de El Rincón-1 (Motilleja) ha proporcionado una muestra muy interesante de mamíferos fósiles, entre ellos numerosos carnívoros.

Introducción

El yacimiento paleontológico de El Rincón-1 (Motilleja, Albacete) fue descubierto en 1972 por G. Gutiérrez y F. Robles, profesores del departamento de Geología de la Universidad de Valencia, durante un trabajo de campo llevado a cabo para la elaboración del mapa geológico de la zona. El yacimiento fue excavado entre los años 1976 y 1986, por un equipo de paleontólogos del Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC, y de las Universidades Autónoma y Complutense de Madrid. Dichas campañas de excavación proporcionaron una interesante y diversa asociación de fósiles de macro y micromamíferos de edad Plioceno superior (Villafranquiense inferior), en torno a hace 2,56 millones de años. Además, sus excepcionales condiciones de fosilización, con restos en conexión anatómica, escasa re-sedimentación y muy buena preservación, convirtieron a El Rincón-1 en uno de los yacimientos más interesantes de toda la cuenca del Júcar. La primera publicación sobre este yacimiento fue un trabajo multidisciplinar dirigido por la paleontóloga del MNCN-CSIC Maite Alberdi, en 1982, en el que se abordaba, de manera preliminar, el estudio de numerosos aspectos paleontológicos, estratigráficos y geoquímicos del yacimiento. Pero no fue hasta algunos años más tarde (Alberdi et al., 1997) cuando se proporcionó una lista faunística completa de El Rincón-1, en la que destacaban los numerosos restos de Gazella borbonica, una pequeña gacela típica de no más de 20 kg, y del caballo Equus livenzovensis, el miembro más antiguo de este género encontrado en Europa. Junto a ellos aparecían fósiles de rinocerontes, ciervos gigantes, hienas, canidos del género Nyctereutes, y un caracal algo mayor que el actual. 

 

Imagen eliminada.
Dos momentos de la excavación en El Rincón-1 durante la campaña de 2021 (Fotos de G. Siliceo).

 

Tras más de 30 años desde la última intervención, el equipo de Manuel J. Salesa, del MNCN-CSIC, retomó las excavaciones paleontológicas en 2018, gracias a una subvención de la Junta de Castilla-La Mancha. En esa primera campaña se extrajeron 193 restos fósiles, y posteriormente, en el proceso de tamizado de los sedimentos, se recuperaron algunos fragmentos de huesos, y dientes de pequeños vertebrados. Sin embargo, lo más destacable es que se recuperaron numerosos elementos anatómicos que venían a completar la información anatómica que se tenía hasta ese momento, entre ellos, elementos del esqueleto post-craneal de hiénido, un canino superior de Nyctereutes, y un premolar superior de Equus. En 2019, gracias a una nueva subvención de la Junta se llevó a cabo la segunda campaña de excavaciones extrayéndose entonces hasta 234 restos fósiles, entre ellos más dientes de Equus y un astrágalo (hueso del tobillo) del félido dientes de sable Megantereon, algo que incremento aun más el interés por este yacimiento. 

Una de las peculiaridades de El Rincón-1 es su abundancia de restos de micro y macromamíferos, algo poco frecuente en los yacimientos de mamíferos, y que lo convierte en un yacimiento muy interesante desde el punto de vista paleobiológico y paleoecológico. Además, la fauna de El Rincón-1 se enmarca en un momento temporal muy interesante, el tránsito Plioceno-Pleistoceno, en el que llegaron a Europa occidental nuevos elementos faunísticos, como el équido Equus livenzovensis, la especie más antigua de este género en Europa occidental; los restos de este caballo que aparecen en El Rincón-1 son los más antiguos de la Península Ibérica, pero además poseen caracteres en su esqueleto post-craneal que lo separan de las formas típicas europeas, con lo que aumenta notablemente el interés por su estudio. A esto se une la presencia en El Rincón-1 de carnívoros muy interesantes, como hienas, osos, cánidos y félidos de diferentes tallas.

Resultados espectaculares de la última campaña

Este año ha tenido lugar la tercera campaña de excavación en el yacimiento paleontológico de El Rincón-1 (Motilleja, Albacete), con una antigüedad de unos 2,56 millones de años. El proyecto de investigación ha sido financiado por el programa de subvenciones de la Junta de Castilla-La Mancha para la excavación y estudio de yacimientos arqueológicos y paleontológicos castellano-manchegos, contando con la cofinanciación del Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC. La campaña ha sido todo un éxito por la gran cantidad de fósiles recuperados, entre ellos varios carnívoros previamente desconocidos en este yacimiento: “entre los más de 500 fósiles que hemos encontrado este año, destaca un calcáneo y un metatarsiano de Acinonyx pardinensis, un guepardo gigante del tamaño de una leona, conocido en yacimientos europeos de esta época, pero desconocido en este yacimiento”, revela Manuel Salesa, científico titular del Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC, y uno de los directores de la excavación.

 

Imagen eliminada.
Vista del calcáneo y metatarsiano de Acinonyx pardinensis de El Rincón-1 (Foto de M. J. Salesa).

 

Estos fósiles son muy interesantes porque, “además de permitir añadir una especie más a la lista de carnívoros presentes, son huesos clave para estudiar las adaptaciones locomotoras de estos carnívoros tan especializados”, añade Gema Siliceo, codirectora de la excavación. Aparte del guepardo, “este año han aparecido también fósiles de Caracal issiodorensis, una especie algo mayor que su pariente actual, (un animal similar a un lince que vive en África y oeste de Asia), y de Megantereon, un félido dientes de sable del tamaño de un jaguar” indica Salesa.

 

 

Imagen eliminada.
Brecha con varios huesos de Equus de El Rincón-1 (Foto de M. J. Salesa).

 

La campaña de este año se completa con fósiles de hienas, osos, perros mapache, gacelas, caballos y ciervos gigantes, lo que convierte a El Rincón-1 en uno de los yacimientos más interesantes de esta época en toda España: “el yacimiento está resultando mucho más rico y diverso de lo que parecía en un principio, y estamos deseando volver el año que viene”, comenta Siliceo. Los fósiles han sido preparados en el Laboratorio de Restauración del Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC por Irene Martínez, restauradora de Patrimonio con experiencia en este tipo de piezas: “el proceso de restauración ha requerido de varias fases: en muchas ocasiones los fósiles llegan al laboratorio en un estado de conservación muy delicado, y el primer paso es estabilizarlos evitando que la desecación produzca más daños; de forma simultánea tratamos de eliminar toda la matriz para que los investigadores puedan trabajar con ellos de forma adecuada".

 

Imagen eliminada.
Procesamiento de imágenes obtenidas por medio de TC con diferentes cortes mostrando el interior de un premolar superior de leche de Equus y su modelo virtual (Foto de G. Siliceo).

 

Posteriormente algunos fósiles han sido escaneados con el micro-CT Scan que posee este museo: “queremos estudiar las cavidades internas y obtener modelos virtuales para poder realizar estudios funcionales sin dañar los fósiles”, comenta Salesa. Al finalizar las investigaciones, los fósiles serán depositados en el Museo de Paleontología de Castilla-La Mancha, en Cuenca. Tras su tercer año, el proyecto de El Rincón-1 se ha consolidado como uno de los referentes en el estudio de los mamíferos fósiles de Castilla-La Mancha, y a la vista de los fósiles recuperados, parece que aun dará sorpresas en el futuro.

Autores: 

Manuel J. Salesa . Científico Titular, departamento de Paleobiología, Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC

Gema Siliceo. Colaboradora, departamento de Paleobiología, Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC

Comentarios: 1

MARYCARMEN el 05-07-2022

Interesante e intenso reportaje. ENHORABUENA 👏 ㊗️ 👏

Deja un comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.