Pasar al contenido principal

Entre los años 2017 y 2020 hemos desarrollado, en tres convocatorias, un proyecto de investigación financiado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y cofinanciado por la Facultad de Geografía e Historia y el Departamento de Prehistoria y Arqueología de la UNED bajo el título “Arqueología de la Producción Cerámica en el Toledo romano y altomedieval: producción, intercambio y consumo”. El objeto de este proyecto ha sido estudiar los diversos contextos cerámicos hallados en la excavación de la parcela R-3 de la Vega Baja de Toledo, desarrollada en el año 2006, dentro del proyecto general de excavación de la Vega Baja destinado, en origen, a propiciar la urbanización de este sector de la ciudad. 

 

 Vista general de la parcela R-3 de la Vega Baja en el desarrollo, en 2006, de los trabajos de excavación.
Vista general de la parcela R-3 de la Vega Baja en el desarrollo, en 2006, de los trabajos de excavación.

 

Esta intervención arqueológica permitió detectar una larga ocupación de esta parte del arrabal toledano, aislando 11 fases constructivas que fueron descritas y estudiadas preliminarmente en un artículo publicado en 2009 bajo el título “Aportaciones al conocimiento de la evolución histórica de la Vega baja de Toledo. Estudio preliminar de la excavación de la parcela R-3” (Peña, García-Entero y Rojo, 2009). De este estudio se desprendió un uso intenso de la parcela desde mediados del s. I d.C. hasta época emiral, seguido de amplio periodo de frecuentación, con un uso residual como zona de huerta o espacio de extracción de áridos que se prolongó hasta nuestros días. 

La abundante presencia de material cerámico, en relativo buen estado de conservación, asociado a los diversos momentos de uso comprendidos entre el s. I y el s. IX d.C., nos animó a desarrollar un estudio cerámico en profundidad aunando las técnicas tradicionales de análisis cerámico con la realización de análisis arqueométricos, que fueron realizados por la Unidad de Arqueometría de la Universidad de Alicante, bajo la dirección de Romualdo Seba. El desarrollo de este proyecto nos ha permitido no solo ampliar nuestro conocimiento sobre la producción, intercambio y consumo de los productos cerámicos hallados en la Vega Baja, sino también precisar las cronologías y momentos de ocupación de esta parte del arrabal, matizando y ampliando algunas de las cuestiones expuestas en nuestro trabajo inicial de 2009.

Los resultados obtenidos en el desarrollo de los proyectos subvencionados por la Junta de Castilla La-Mancha han sido presentados a diversos congresos y han sido objeto de varias publicaciones, algunas ya disponibles y otras en proceso de edición (Peña Cervantes, García-Entero y Zarco Martínez, 2018 y 2021; Peña Cervantes et alii, 2021; Peña Cervantes y Zarco, 2021; Peña Cervantes, Zarco y Romero, 2022).
Entre los resultados más reseñables de nuestro trabajo cabe resaltar los datos obtenidos del estudio ceramológico realizado sobre los materiales asociados a la primera ocupación detectada en el yacimiento, fechada en la segunda mitad del s. I d.C. A esta fase pertenece un pozo de planta cuadrada (1,90 x 1,95 m.), una profundidad de 2,8 m. que presenta un único relleno homogéneo, sobre el que se disponen tejas curvas a modo de cierre. 
El estudio realizado sobre los materiales de este relleno ha permitido analizar más de 3.000 fragmentos cerámicos que se corresponden con un mínimo de 206 recipientes cerámicos, que presentan una amplia diversidad tecnológica y formal, así como un excepcional estado de conservación. Detectamos la presencia de lucernas, paredes finas, cerámicas pintadas tipo Meseta Sur, Terra Sigillata Gálica, Terra Sigillata Hispánica, Terra Sigillata Hispánica Brillante, así como siete grupos cerámicos dentro de las producciones comunes. Una buena parte de las piezas se conservan completas o prácticamente completas, esto y la diversidad de producciones y formas aisladas, nos lleva a plantear un posible uso ritual para este pozo, que podría haber acumulado la vajilla y restos de alimentos de un banquete ritual, tal y como sucede en los ejemplos de Valencia o en el yacimiento de Momo, en Alcalá de Henares. Estamos ultimando la publicación de este interesantísimo conjunto cerámico, que esperamos vea la luz en el próximo año.

 

Pozo altoimperial de la R-3 junto algunos de los materiales cerámicos documentados en su relleno.
Pozo altoimperial de la R-3 junto algunos de los materiales cerámicos documentados en su relleno.

También el estudio intensivo de la siguiente fase de ocupación detectada en nuestra parcela, coincidente con época tardorromana, nos ha permitido extraer nuevas e interesantes conclusiones. Posiblemente, la más relevante sea la identificación de cerámicas de barniz rojo, las denominadas comúnmente como imitaciones de engobe rojo pompeyano, provenientes de Lucus Augusti, la actual Lugo, en los contextos toledanos. La localización de una pieza de la particular forma EP7 en nuestra publicación de 2009, por parte de Roberto Bartolomé Abraira, abrió la puerta a la identificación, tanto de visu como a través de métodos arqueométricos, de al menos diez piezas de engobe rojo fabricadas en Lugo, que fueron comercializadas y utilizadas en Toletvm en la segunda mitad del s. IV d.C.

 

Fuente de engobe rojo, de la forma EP7, fabricada en los talleres de Lucus Augusti y hallada en la R-3
Fuente de engobe rojo, de la forma EP7, fabricada en los talleres de Lucus Augusti y hallada en la R-3

 

Del mismo modo, el estudio arqueométrico realizado en los contextos tardíos de la R-3 ha permitido identificar una posible producción local de cerámicas comunes de cocina y almacenamiento, que se ve corroborada, también, por la aparición de estructuras pertenecientes a una figlina en esta zona del suburbium. 

Adentrándonos ya en época tardoantigua, aunque en una fase previa a la urbanización de época visigoda de este sector, hemos analizado, también en profundidad, los materiales cerámicos provenientes de un basurero situado en la zona sur de la parcela. En este caso, todos los recipientes localizados pertenecen a repertorios de cerámica común, aunque muestran una amplia diversidad tecnológica, habiéndose detectado siete grupos tecnológicos. Desde el punto de vista cuantitativo destaca la presencia de cerámicas englobadas en el Grupo I, que se corresponden con el servicio de mesa o trasiego de líquidos y que suponen el 65% del total de las piezas documentadas. 


Dentro de las producciones cerámicas halladas en este basurero tardío destacaba, también, la presencia de cerámicas vidriadas, que identificamos, en un principio, dentro de la producción definida por Miguel Alba y Sonia Gutiérrez como cerámicas vidriadas espesas o cerámicas vidriadas pre-emirales (Alba y Gutiérrez, 2008: 589, 596). Los ejemplares hallados en la Vega Baja se corresponden con ollas o cazuelas, poco decantadas, con vidriado interior de color verde que puede alcanzar los 5 mm de grosor. El estudio de estas piezas con lupa binocular, por parte de la Unidad de Arqueometría de la Universidad de Alicante, permitió constatar que estas cerámicas habían sido utilizadas como crisoles de vidrio. Así en una de las piezas pudo detectarse, su uso sucesivo al menos nueve veces, para la fundición de vidrio.  El hallazgo de estos útiles de vidriero permite identificar un taller de vidrio secundario en esta zona de la Vega Baja, uniéndose a las evidencias de fabricación de vidrio localizadas en otros puntos del arrabal. 

 

Crisoles de vidrio de la R-3.
Crisoles de vidrio de la R-3.

 

La última parte de nuestro análisis de los contextos cerámicos de la R-3 se corresponde con las producciones andalusíes presentes en los rellenos que colmatan diversas fosas, así como en la caja de una noria de tiro. Se trata de producciones cerámicas realizadas a torno rápido que se corresponden con un mínimo de 102 recipientes, todos ellos pertenecientes a repertorios de cerámica común, mayoritariamente cerámicas de mesa con algunos ejemplares pintados, aunque también aparecen piezas de cocina con un porcentaje cercano al 30%. 


Aunque la datación de las cerámicas emirales es siempre compleja, los materiales cerámicos que aparecen vinculados a estos rellenos son, sin embargo, suficientemente expresivos para que podamos defender su formación en el s. VIII d.C. No documentamos las formas y producciones típicas del s. IX, destacando la aparición de cuencos bitroncocónicos que son característicos del s. VIII. Cabe señalar, también, que las piezas para el fuego marcan una clara continuidad con la detectadas para época visigoda por Raúl Aranda (2013). Los únicos elementos que muestran la islamización de nuestros contextos cerámicos son los cuencos carenados o bitroncocónicos, los arcaduces y la presencia de decoración pintada. 


En relación con los ejemplares pintados, cabe señalar el hallazgo de una pieza prácticamente completa de cuenco alto con decoración en negro y rojo de trazos circulares incompletos. Este tipo de decoración no encuentra, hasta el momento, paralelos en la Meseta, y puede relacionarse con algunos ejemplares aparecidos en los llamados niveles “preislámicos” del yacimiento cordobés de Cercadilla, que se vinculan a los primeros momentos de la conquista (Amorós, 2018: 358). 

 

Cuenco con decoración pintada paleo-andalusí.
Cuenco con decoración pintada paleo-andalusí.

 

También la numismática y las fuentes escritas (Izquierdo, 2009) ratifican un abandono muy temprano del arrabal de la Vega Baja tras la conquista andalusí. Según un reciente artículo (Castro Priego, 2020), el 97% de las monedas islámicas documentadas en la Vega Baja se corresponden con feluses del emirato dependiente (711–756). Todo parece indicar, que tras un primer momento de marcado dinamismo andalusí en este sector de la ciudad, que podría haber acogido el primer asentamiento de Tariq, Musa y sus tropas, el arrabal parece abandonarse a favor de la ciudad alta antes de mediados del s. VIII, entre otros posibles motivos por el clima de inestabilidad política.

Para saber más, puedes ver un vídeo AQUÍ  

Autora: 

Yolanda Peña Cervantes, Profesora del Dpto. de Prehistoria y Arqueología (UNED)

 

Bibliografía: 

  • Alba, Calzado, M. A. y Gutiérrez Lloret S. (2008): “Las producciones de transición al mundo islámico: el problema de la cerámica paleoandalusí (siglos VIII y IX)”, en D. Bernal D. y C. Ribera, A. (Eds): Cerámicas hispanorromanas: un estado de la cuestión, Cádiz, 377-446.
  • Amorós, V. (2018): El Tolmo de Minateda en la Alta Edad Media. Cerámica y contexto. Alicante.
  • Aranda, R. (2013): “Una aportación al conocimiento de las producciones cerámicas de época visigoda. El conjunto cerámico de la Parcela R3 de la Vega Baja de Toledo”, Espacio Tiempo y Forma, Serie I Prehistoria y Arqueología, nueva época, 6, 377–446.
  • Castro Priego, M. (2020): “Estratos, vellones, «feluses» y tremises. Estratigrafía y numismática en el yacimiento de la Vega Baja de Toledo (ss. VII–XV d.C.)”, en C. Doménech-Belda y S. Gutiérrez Lloret (eds.): El sitio de las cosas: la Alta Edad Media en contexto. Alicante, 123–160.
  • Izquierdo, B. (2009): “¿De complejo palatino visigodo a arrabal islámico?”, en M.  Gallego García (coord.): La Vega Baja de Toledo. Toledo, 95–114.
  • Peña Cervantes, Y.; Bartolomé, A.; Seva, R.; Landete, M.D.; Biete, C. y Zarco Martínez, E. (2021): " Cerámicas de engobe rojo procedentes de Lucus Augusti en la Vega Baja de Toledo en época tardorromana. Estudio arqueo-estratigráfico y arqueométrico", en C. Fernández Ochoa, C. Heras Martínez, Á. Morillo, M. Zarzalejos, C. Fernández Ibáñez y M. Rosa Pina Burón (eds.) 2021: De la costa al interior. Las cerámicas de importación en Hispania. V Congreso Internacional de la SECAH-Ex Officina Hispana. Alcalá de Henares (Madrid), del 6 al 9 de noviembre de 2019, Madrid, 625-636.
  • Peña Cervantes, Y., García-Entero, V. y Gómez Rojo, J. (2009): “Aportaciones al conocimiento de la evolución histórica de la Vega Baja de Toledo. Estudio preliminar de la excavación de la parcela R3”,  Espacio, Tiempo y Forma. Serie I, Nueva Época. Prehistoria y Arqueología, 2, 157-175.
  • Peña Cervantes, Y., García-Entero, V. y Zarco Martínez, E. (2018): “Materiales cerámicos de época visigoda en la zona central de la P. I. Presentación de un contexto cerámico de la Vega Baja de Toledo”, Congreso Internacional de Cerámicas Altomedievales en Hispania y su Entorno (siglos V-VIII d. C.), Zámora, 451-468.
  • Peña Cervantes, Y., García Entero, V. y Zarco Martínez, E. (2021): “Crisoles para la elaboración de vidrio de época visigoda localizados en la Vega Baja de Toledo. Nuevas consideraciones para el debate sobre las llamadas cerámicas vidriadas espesas o cerámicas vidriadas pre-emirales”, en J. Coll Conesa y E. Salinas (eds.): Tecnología de los vidriados en el oeste mediterráneo: Tradiciones islámicas y cristianas, Valencia, 17-29.
  • Peña Cervantes, Y. y Zarco Martínez, E. (2021):  " La ocupación tardorromana de la Vega Baja de Toledo. Contextos cerámicos de la parcela R-3”, en C. Fernández Ochoa, C. Heras Martínez, Á. Morillo, M. Zarzalejos, C. Fernández Ibáñez y M. Rosa Pina Burón (eds.) 2021: De la costa al interior. Las cerámicas de importación en Hispania. V Congreso Internacional de la SECAH-Ex Officina Hispana. Alcalá de Henares (Madrid), del 6 al 9 de noviembre de 2019, 611-623.
  • Peña Cervantes, Y.; Zarco Martínez, E. y Romero, G. (2022): " Estructuras agrícolas y contextos cerámicos de época emiral del arrabal toledano de la Vega Baja. Los datos de la R-3”, en S. Prata, F. Cuesta-Gómez y C. Tente (eds.):  Paisajes, espacios y materialidades. Arqueología rural altomedieval en la península ibérica, Access Archaeology de Archaeopres, 260-271.

Comentarios: 2

Ricardo Luis I… el 27-05-2022

Muy interesante

Raquel L. Casado el 27-05-2022

Gracias, muy interesante. Estaría bien tener estudios sobre las otras parcelas de la V. Baja también.

Deja un comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.