Pasar al contenido principal

El Museo de Cerámica “Ruiz de Luna” el cual se encuentra en Talavera de la Reina en Toledo, es de titularidad estatal, dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y su gestión fue transferida a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en 1984.

El origen de los fondos del Museo está en la colección reunida por Juan Ruiz de Luna Rojas, (1863-1945), personaje clave para la recuperación de la gran tradición ceramista talaverana. Para ello recorrió anticuarios, edificios e iglesias en ruinas con el fin de recoger piezas originales para su reproducción posterior. 

Tras inaugurar su fábrica, el alfar de “Nuestra Señora del Prado”, instala su colección en unas dependencias de la misma y, poco a poco, la va completando con piezas pertenecientes a las más destacadas series cerámicas de los siglos XVI, XVII y XVIII. Su disposición será similar a la de los gabinetes de reyes y personajes ilustrados en el siglo anterior.

 

Imagen eliminada.
Exterior del Museo Ruiz de Luna 

 

De este modo, la colección ampliada, terminó por convertirse en el “Museo Ruiz de Luna de Cerámica Antigua”, el cual llegó a poseer una extensa representación de las principales series talaveranas de los siglos XVI al XIX, así como una interesante colección de grandes obras de azulejería (retablos, frontales, paneles cerámicos). Las cerca de dos mil piezas de los fondos, fueron inventariadas y, se les añadió un sencillo sello a cara vista.

En 1961 la fábrica ha de cerrar sus puertas por suspensión de pagos, y en 1963, el Estado junto con la Diputación provincial de Toledo y el Ayuntamiento de Talavera de la Reina adquieren por orden Ministerial la colección a los herederos, con el fin de evitar su dispersión. No obstante, las piezas permanecerán en las dependencias de la fábrica hasta 1979. El antiguo museo vivió un peregrinaje hasta su definitiva ubicación en una parte del conjunto conventual de San Agustín, situado en el interior del conjunto amurallado de la ciudad de Talavera de la Reina. 

Entre 1985 y 1991 se llevaron a cabo el proyecto de rehabilitación, realizado por los equipos del arquitecto M. Barbero y, en 1993, el proyecto museográfico por el estudio de Manuel Serrano. Las zonas destinadas al museo fueron el antiguo claustro y sus dependencias, que estaban prácticamente en ruinas, por lo que el convento fue demolido prácticamente en su totalidad (excepto su fachada y la crujía del claustro). 

Finalmente, tras la instalación de las colecciones, se abrió al público el 14 de febrero de 1996. 

El edificio cuenta con una planta baja en torno a dos claustros donde se ubica la exposición permanente

Imagen eliminada.
Interior del Museo Ruiz de Luna 

 

En la planta sótano se encuentran los almacenes, incluido el almacén de arqueología y una Sala de exposición de Arqueología, ya que este es centro de referencia para el depósito y custodia de los restos obtenidos en las intervenciones arqueológicas del área de Talavera.

La planta primera consta de dos salas de exposiciones temporales, un salón de actos y los almacenes visitables con piezas cerámicas que completan la colección del museo.

Imagen eliminada.
Interior Museo Ruiz de Luna

 

La segunda planta es la zona de administración con diferentes despachos, donde también se encuentra una magnífica biblioteca, un aula para actividades didácticas y la sala de restauración.

En el año 2012 se iniciaron los trabajos de ampliación del Museo de Cerámica Ruiz de Luna, anexionándose un nuevo espacio: la antigua iglesia del convento de San Agustín el Viejo, también conocida como Liceo, propiedad del Ayuntamiento de Talavera de la Reina, que fue cedida al Estado como ampliación del Museo de Cerámica Ruiz de Luna

La iglesia tiene planta de salón y dos naves con capillas laterales comunicadas con la nave central. La fachada, de ladrillo, tiene tres puertas –la central monumental– y está inspirada en el tipo I de las fachadas recogidas en tratado de Fray Lorenzo de San Nicolás Arte y Uso de Arquitectura (1639).

Tras su rehabilitación se trabajó en diferentes proyectos museológicos y museográficos con la aportación del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte hasta llegar al montaje actual que fue inaugurado en 2013.

La ampliación presenta las colecciones de azulejería talaverana, completando el discurso del Museo de Cerámica Ruiz de Luna, centrada en la exhibición de piezas de forma. Para el desarrollo del proyecto científico, se contó con la colaboración de Alfonso Pleguezuelo y Fernando González Moreno. 

Cabe destacar que el 11 de diciembre de 2019, la pervivencia durante seis siglos de la loza de Talavera de la Reina y de Puente del Arzobispo, fue reconocida por la UNESCO tras una candidatura internacional compartida con Puebla y Tlaxcala (México).

La loza talaverana se extendió por la Península Ibérica y llegó hasta México en el siglo XVI y es muy reconocible por sus colores: azul, amarillo, anaranjado, negruzco, verde, antimonio, hierro, manganeso y cobre.

El secreto del éxito de la cerámica de Puente del Arzobispo es una arcilla de la mejor calidad, arena fina lavada por el río Tajo, agua abundante, retamas y carracas listas para ser usadas como combustible de los hornos, población arraigada. De ahí que los primeros talleres alfareros de la zona estén localizados desde el siglo XV.

Ambas fueron declaradas Bienes de Interés Cultural en 2015

La Exposición

La exposición permanente del Museo Ruiz de Luna ofrece un recorrido desde la cerámica más antigua, en el primer patio para continuar en el segundo patio con piezas más contemporáneas y dos grandes obras: la fachada del ceramista Montemayor de la calle Trinidad y el retablo de Santiago, de Ruiz de Luna.  Además, en estos espacios se pueden admirar obras de otros grandes ceramistas como Guijo, y obras procedentes de los alfares de Niveiro y Montemayor. 

Imagen eliminada.
Exposición Ruiz de luna 

 

Continúa la exposición en la ampliación “El Liceo” estructurada en dos bloques temáticos: el primero dedicado a la historia de la azulejería talaverana y, el segundo, a la historia de la fábrica Ruiz de Luna y la creación del Museo de Cerámica Ruiz de Luna. Aquí podemos encontrar paneles de los siglos XVI y XVII junto a obras más innovadoras de Ruiz de Luna o la propia fachada de la antigua fábrica de Ntra. Señora del Prado.

La colección no ha dejado de crecer incorporándose nuevas obras del mismo Ruiz de Luna por adquisición y por donaciones.

Entre las más relevantes se encuentra la donación el año 2017 de un banco de Cerámica Ruiz de Luna, revestido con azulejos, decorados en policromía sobre vidriado estannífero, fabricados en el Alfar de Ntra. Sra. Del Prado (1908-1961) Cerámicas Ruiz de Luna, de Talavera de la Reina, en su segunda época (1915-1936/42).  La pieza se restauró  por Domingo Portela para su exposición. Se encontraba en uno de los jardines del Alfar de la fábrica, concebida para la entrada del Alfar.

Imagen eliminada.
Banco Ruiz de Luna 

La pieza tiene un enorme valor histórico (ya que se conservan fotografías de Juan Ruiz de Luna, así como de su familia sentados en la misma) y artístico, y se trata de una obra original y sin paralelo producida en los alfares de Ntra. Sra. Del Prado y concebida para instalarse junto a la entrada del Museo Antiguo de Cerámica.

También en 2019 se aceptó la donación de dos tinajas y vinarias de barro cocido modeladas a mano. Procedencia de los talleres de Juan y Agustín Niveiro Paje entre 1841 y 1907 (Talavera de la Reina). 

El Museo Ruiz de Luna ha alojado una gran variedad de exposiciones a lo largo de su existencia pero hemos de destacar la gran exposición por antonomasia de cerámica como fue la realizada en el año 2019. aTempora Talavera. Seis mil años de cerámica en Castilla-La Mancha’, organizada por la Junta de Comunidades a través de la Fundación Impulsa Castilla-La Mancha, y en la que colaboraron además diversas instituciones y entidades como la Diputación Provincial, el Ayuntamiento de Talavera y la Fundación San Prudencio. La muestra acogió cerca de 25.000 visitas. Además de los asistentes a actividades y ciclos de conferencias organizados durante el evento.

En los últimos 25 años el museo ha acogido más de 500.000 visitas.

Además el Museo Ruiz de Luna realiza acciones y actividades para acercar el patrimonio cerámico a la sociedad con actividades compartidas con los centros educativos como los talleres realizados por «Pequeños Arqueólogos» dentro del Programa Didáctico «Arqueocerámica en el Museo Ruiz de Luna»; también hay que destacar su participación y colaboración con la Escuela de Arte de Talavera en el programa de Residencias Artísticas Internacionales en la Escuela de Arte «Talavera» y con la muestra “Hecho en Talavera/Made in Talavera”

A lo largo de los años, el Museo Ruiz de Luna ha recibido la ayuda, el soporte y la colaboración de la Asociación de Amigos del Museo de Cerámica, creada en 1994, incluso antes de abrir el museo al público y que realmente ha sido siempre el alma del museo por las muchas exposiciones y actividades organizadas por ellos.

Puedes ver muchas más imágenes de la colección y reservar entrada AQUÍ. 

Deja un comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.