Pasar al contenido principal

El Parque Arqueológico de Lezuza suma otro hito con el descubrimiento de una nueva torre y parte del lienzo de la muralla romana, que delimita, junto a la hallada en 2022, su acceso monumental principal. El estudio pormenorizado de los objetos hallados en sus niveles de amortización y abandono puede resultar clave para el estudio de la evolución de la ciudad.

La premisa de que el acceso contemporáneo a la parte alta del cerro y, por tanto al yacimiento, obligado por la interrupción del balate moderno, se debía a la antigua puerta oriental de la muralla, es un hecho que quedó comprobado a raíz de las excavaciones de 2022, con el descubrimiento del torreón meridional de la fortificación romana.  Con la campaña del presente verano, además del esperable hallazgo de la segunda torre, al otro lado del camino, que flanquea el ingreso por el norte, se han añadido nuevos matices que enriquecen notablemente lo que sabíamos tanto de su construcción por parte del ejército romano republicano como del tiempo que estuvo en uso y, por tanto, de la evolución de la ciudad imperial a la que Augusto otorgará el rango de colonia con derecho itálico.

 

Equipo de investigación con el segundo torreón del acceso principal del Parque Arqueológico de Libisosa (Lezuza, Albacete)
Equipo de investigación con el segundo torreón del acceso principal del Parque Arqueológico de Libisosa (Lezuza, Albacete)

 

La situación de partida de este lado septentrional del catalogado como sector 17 era, si cabe, más compleja que la encontrada en el sur, porque, a la existencia del majano contemporáneo y el arbolado (cuya plantación contemporánea resultó dañina para los restos patrimoniales), se sumaba un importante desnivel, tanto en dirección N-S, como E-W respecto al camino (Figura 1).

 

 

Figura 1. Situación previa del margen septentrional del acceso al yacimiento de Libisosa, con el abancalamiento y majano moderno (julio 2023).
Figura 1. Situación previa del margen septentrional del acceso al yacimiento de Libisosa, con el abancalamiento y majano moderno (julio 2023).



La fábrica de la torre que ocultaba dicha remoción moderna resulta, salvo por sus medidas (los recurrentes poco más de 6 m en cada uno de sus lados), algo diversa a la hallada al sur, y justamente por dicho desnivel conserva una mayor potencia. Se trata de un bastión completamente macizo (Figura 2), que en su parte inferior se delimita por una hilera de grandes bloques rectangulares (con almohadillado en sus laterales), dispuestos en algún tramo en una suerte de opus quadratum, y se rellena con pequeño mampuesto muy compactado, mientras que en la zona más elevada el volumen de los bloques mengua en los extremos, y se rellena con piedras de mediano tamaño menos espesadas.

 

​   Figura 2. Vista aérea y panorámica de la torre septentrional y el lienzo.  ​
Figura 2. Vista aérea y panorámica de la torre septentrional y el lienzo.


La forma en la que el bastión se relaciona con el lienzo y se adapta al entorno es otro elemento diferenciador respecto al hallazgo meridional: este se apoya en su parte trasera, experimentando un estrangulamiento para dibujar un retranqueo, el cual se refuerza con un contrafuerte, a partir del cual el lienzo se ensancha adquiriendo el grosor de 3 m (y la misma técnica del emplecton) que conocemos en el resto de sectores excavados de la muralla.  Sabemos que el amurallamiento, más allá de las reformas posibles (como la que tuvo lugar en la puerta norte, con el cierre al tráfico rodado en época altoimperial) sucede durante las guerras civiles, inmediatamente después de la destrucción del poblado ibérico. Y tiene lugar de forma apresurada en la parte más elevada del cerro, por la necesidad del control de un centro geoestratégico como Libisosa por parte del ejército romano, ya que el paso del Sur al Levante peninsular, por la vía Heraclea, se controlaba por y desde este enclave.


El conocimiento y análisis de la técnica constructiva del nuevo torreón y su relación con el lienzo proporciona, como decíamos, unos datos muy preciosos, pero posiblemente lo más relevante de este sector ha sido la localización de diversos niveles de uso, derrumbe, amortización y abandono (Figura 3), que se erigen como una nueva fuente de información sobre la evolución de la colonia romana y, seguramente, su final.

 

 Figura 3. Imagen de los niveles de ceniza y derrumbe dispuesto en la cara interna de la torre norte.

Figura 3. Imagen de los niveles de ceniza y derrumbe dispuesto en la cara interna de la torre norte.

 

En estos niveles, de ahí su relevancia, se ha podido recuperar una considerable cantidad de cerámica de Terra Sigillata (la vajilla de mesa romana imperial, clave para la datación del período), junto instrumentos de hueso y objetos de bronce como un anillo y una fíbula en perfecto estado (Figura 4).

 

Figura 4. Selección de materiales en el momento de su hallazgo: copa de TS sudgálica, aguja de hueso, anillo de bronce y fíbula La Tène.
Figura 4. Selección de materiales en el momento de su hallazgo: copa de TS sudgálica, aguja de hueso, anillo de bronce y fíbula La Tène.


A este respecto, por el momento, no podemos ser más precisos. Pero sí debemos subrayar la importancia del trabajo de laboratorio en Arqueología, que consume la mayor parte del tiempo de la investigación. La divulgación es fundamental y quien esto suscribe invierte mucho tiempo en ella (tanto por los canales institucionales, como el presente artículo, como en nuestras RRSS: Instragram, Twitter, Facebook y YouTube), pero la investigación científica cuenta, necesariamente, con otros ritmos. Desde el hallazgo de unos contextos como los aquí expuestos hasta su publicación detallada, pueden transcurrir años. Y es necesario que así sea.


Entretanto, la excavación continúa, intentaremos medir las causas del retranqueo del lienzo sur, que quedó al borde del corte del año pasado, y confrontar dicha información con lo registrado en la zona septentrional (Figura 5).  Y, de cara a la próxima campaña, intervenir en los 9 m de vano, en orden de comprobar, entre otras cosas, si se conserva algún tipo de estrechamiento o basamento para la puerta y, al mismo tiempo, preparar el terreno para su puesta en valor definitiva. Estamos, no se olvide, ante el acceso principal del Parque Arqueológico.

 

Figura 5. Vista aérea con las dos torres de la puerta Este, flanqueando el camino contemporáneo.
Figura 5. Vista aérea con las dos torres de la puerta Este, flanqueando el camino contemporáneo.


La excavación se ha llevado a cabo entre julio y agosto de 2023, en el marco de las subvenciones de la Viceconsejería de Cultura para la realización de proyectos de investigación del patrimonio arqueológico y paleontológico de Castilla-La Mancha, en colaboración con la Universidad de Murcia. A su vez, y como es habitual desde los inicios de nuestro proyecto, ha contado también con la financiación de la Diputación de Albacete (a través del Instituto de Estudios Albacetenses) y el Ayuntamiento de Lezuza, que proporciona los peones que, junto a los estudiantes en prácticas de la UMU y técnicos arqueólogos, constituyen nuestros recursos humanos en el trabajo de campo. Dichos trabajadores, a través de un plan de empleo municipal, continuarán la intervención en septiembre y octubre.

Para saber más: Consúltese el apartado “publicaciones” de la página web del proyecto Libisosa

Autores:

Héctor Uroz Rodríguez (Arqueólogo y Profesor de Historia Antigua de la Universidad de Murcia).
Directores del Proyecto Libisosa: Héctor Uroz Rodríguez y José Antonio Molina Gómez (Universidad de Murcia) y José Uroz Sáez (Catedrático jubilado de la Universidad de Alicante).

 

Comentarios: 6

Madr el 13-06-2024

Buen trabajo, gracias

María Paz flor… el 13-06-2024

Estuve visitando el yacimiento en abril o mayo y nos lo comento la guía , me encanta que se haya recuperado ya la segunda torre, es un yacimiento precioso y gigante con muchas posibilidades, un saludo , muchas gracias por vuestra investigación

Amparo el 13-06-2024

Me parece fantástico

Anónimo el 13-06-2024

Muy interesante.

Joaquina el 13-06-2024

No conozco el yacimiento y me encanta la arqueología. Otro sitio pendiente para visitar.
Muchas gracias por la investigación y a la vez el esfuerzo que supone la divulgación.

Ruben el 13-06-2024

Yo estuve en abril, y me pareció increíble el yacimiento. Me alegro mucho del trabajo de ese torreón. Felicidades al equipo. Ánimo a las administraciones, para que sigan aportando dinero a ese parque tan extraordinario.

Deja un comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.