Pasar al contenido principal
28 Agosto 2022

Mattía Battistini (Roma, 27 de febrero de 1856- Rietti, 7 de noviembre de 1928) está considerado como una de las voces más grandes de la historia musical de los siglos XIX y XX; el último maestro de bel canto, el barítono de todos los tiempos, la voz de oro de la ópera del siglo XIX y un pionero de las grabaciones musicales.  

Actuó en los teatros más importantes de Europa y América Latina, despertando entusiasmo, ilusiones y pasiones en los espectadores de todas las edades y condiciones sociales. Se ganó los elogios de la crítica y la prensa de todos los países donde actuó.Contó con la amistad y reconocimiento de monarcas, estadistas y aristócratas, sin dejar por ello de ser generoso con los más humildes.

 

Retrato de Mattía Battistini, dedicado a "Al célebre Artista Dn. / Julián Biell recuerdo de / su compañero y amigo. M. Battistini (fdo.) / Londres / 1905
Retrato de Mattía Battistini, dedicado a "Al célebre Artista Dn. / Julián Biell recuerdo de / su compañero y amigo. M. Battistini (fdo.) / Londres / 1905"

 

Relación de Battistini con los grandes compositores de la época

El gran barítono italiano estuvo vinculado a los grandes compositores de la historia de la música, entre los que destacan Verdi, Wagner y Massenet.

En 1880, mientras se realizaban los ensayos de la ópera de Telramund donde Battistini representaba al protagonísta homónimo, Richard Wagner, autor de la obra, fue a Roma para asegurarse que su trabajo iba a ser fielmente representado. Battistini no sólo consiguió la aprobación del gran compositor alemán, sino que éste le auguró un futuro alentador.

El italiano Giuseppe Verdi pensó en él cuando ideó el personaje de Falstaff, pero el barítono lo rechazó en 1892, porque no quería hacer tan joven el personaje del caballero obeso, grotesco, viejo verde y bufón.

En 1902, el francés Jules Massenet compuso una versión de Werther especialmente adaptada para el célebre barítono en San Petersburgo.


Una carrera llena de éxitos

Battistini tuvo una carrera llena de éxitos, que le llevó a actuar en los principales teatros del mundo. Su éxito se basaba en sus grandes dotes para la interpretación, apoyándose en un profundo conocimiento de la historia y la literatura y en un amplísimo vestuario.

Comparable a un príncipe, viajaba acompañado de 30 camiones y carros, cada uno identificado con las iniciales M.B. con todo el equipaje necesario para personificar sus interpretaciones. 

Durante los primeros tres años de carrera operística, recorrió su Italia natal. En 1881, realizó su primer viaje a Sudamérica, recorriendo todo el continente. El 18 de diciembre de 1882 actuó en el Teatro Real de Madrid, con La Favorita de Donizzeti. En mayo de 1883, se presentó en el Covent Garden de Londres, en 1888 debuta en La Scala de Milán. En marzo de 1893 actuó por primera vez en San Petersburgo y después en Moscú, convirtiéndose en el ídolo musical de Rusia hasta 1914. Fijó su base en Varsovia, desde donde viajó en un lujoso tren de su propiedad a Odessa, Kiev y otras plazas. En Varsovia, grabó en 1902, su primer acetato.  En 1906 debutó en el Teatro del Liceo de Barcelona.

Antes del comienzo de la Gran Guerra, Battistini se presentó y triunfó en las principales ciudades centroeuropeas. Continuó su carrera durante la guerra, dando conciertos y representaciones benéficas cruzando a menudo las fronteras a pesar del gran riesgo que corría.  Después de la contienda continuó ofreciendo conciertos y recitales en toda Europa.


La relación de Battistini con La Mancha

En 1885 Battistini se casó con Dolores Figueroa Solís, una noble familiar del Conde de Romanones y vecina de Membrilla (Ciudad Real), localidad donde la pareja pasaba los veranos en un palacete de su propiedad. 

En Membrilla se avecindaron tres hermanos de la familia Figueroa Garaondo: Antonio, Rafael y Ramón. El primero en establecerse fue Antonio, como cura párroco en 1832. Después lo hizo Ramón por su matrimonio que lo emparentaba con la familia Pérez Cabellos, y por último Rafael, el padre de Dolores en 1858, para encargarse del rico patrimonio conseguido por la compra de bienes desamortizados mientras seguía desarrollando una brillante carrera militar. General de Brigada, participó en las guerras carlistas, por el bando isabelino y en la guerra de Marruecos. Llegó a conseguir hasta 21 distinciones y condecoraciones militares.

Son escasas las fuentes donde podemos encontrar detalles de la vida y la personalidad de Dolores Figueroa. Apenas aparece mencionada en los numerosos artículos de prensa que siguieron la carrera artística de Battistini y tampoco suscitó el interés de los periodistas y escritores de la época.

Dolores hija única, dada su condición social y poder económico, creció en un ambiente familiar refinado. Durante su infancia y juventud, alternó estancias en Membrilla y Madrid con los estudios en Sevilla. Recibió una sólida formación y educación, dominaba el francés y el italiano, era gran entendida y amante de la música, la danza y el canto. Asistía regularmente a conciertos y representaciones en el teatro de San Fernando de Sevilla y el teatro Real de Madrid donde Battistini se presentó por primera vez en diciembre de 1882. 

Se desconocen casi todos los detalles sobre el momento y el lugar donde se conocieron Dolores y Mattía. Es posible que el encuentro fuera en el Teatro Real de Madrid o en la corte madrileña, pero no debemos descartar que pudiera ser en Sevilla donde Battistini actuó en los primeros meses de 1883. Ella se había enamorado después de verlo en la ópera y con insistencia se ganó su afecto a pesar de la desaprobación de su familia. 

En agosto de 1885 Mattía Battistini obtiene del Consiglio Príncipe Soberano de la República de San Marino el título de “Barón de Poggio Casalino”, para ganarse la aprobación de la familia de Dolores Figueroa, que era reacia a la relación con una persona que no pertenecía a la nobleza y todavía no había alcanzado el reconocimiento internacional a su carrera.

El matrimonio se celebró el 23 de diciembre de 1885. Battistini como hombre y como artista, compartió con Dolores Figueroa casi cuarenta años de un amor incondicional, comprensión y ayuda en todas las circunstancias, pero sobre todo cuando murió su único hijo Rafael en 1895. Ningún otro hijo pudo alegrar la vida de la pareja.

con su esposa Figueroa
Mattía Battistini y Dolores Figueroa Solís

 

Después de la boda, los viajes de la pareja a España estaban vinculados a los compromisos artísticos de Mattía Battistini y a la gestión del patrimonio familiar, y a pesar de que disponían de poco tiempo para participar en la vida social de las ciudades donde actuaba, su presencia en la corte madrileña fue muy destacable.

Cuando los compromisos artísticos se lo permitían, las visitas y estancias de Battistini y Dolores en la “Casa de la obra”, el palacete renacentista que construyó D. Rafael Figueroa a las afueras de Membrilla, fueron numerosas, coincidiendo con sus descansos en las temporadas de verano. 

 

Interior del palacete “Casa de la Obra”. “Crónicas de 100 pueblos”.
  
Interior del palacete “Casa de la Obra”. “Crónicas de 100 pueblos”.


Fueron especialmente innovadores con la agricultura. Se preocuparon por elaborar vinos de calidad con marca registrada, como muestra de ello, en la exposición universal de París de 1889, sus vinos obtuvieron medalla de plata y cuando las viñas empezaron a ser atacadas por la filoxera, financiaron y apoyaron proyectos novedosos para combatir la enfermedad en un campo de experimentación de vides americanas en la finca Bruneto.

 

casa de la obra 2
Casa de  la obra 
En la finca Bruneto, propiedad de la familia, ensayaron nuevos modos de producción empleados para enfrentarse a la plaga de filoxera
En la finca Bruneto, propiedad de la familia, ensayaron nuevos modos de producción empleados para enfrentarse a la plaga de filoxera.

 

En 1903 Battistini invitó a Membrilla al periodista ruso J. Léletz, quien poco después publicó un relato en un periódico de San Petersburgo titulado “Siesta en España”.

Con su lectura nos podemos hacer una idea de la majestuosidad del palacete:


 “Y no puedo dejar de describir la imagen del pasado reciente, cuando, ante la insistencia de Mattia, fui a verlo en España, en la provincia de La Mancha, tan evocador de Don Quijote, o más bien de Cervantes. Allí, cerca de Manzanares, en la Membrilla, en un palacio de lujo con atrio, Mattia se relajaba de sus triunfos europeos, pasando la mayor parte de su tiempo cazando, encargándose su esposa y su sobrina de la gestión de las propiedades. 

Él vino a mi encuentro en Madrid, y después de visitar la ciudad (…) nos dirigimos hacia Manzanares y, a partir de allí, a Membrilla. El Alcalde (un amigo de Matías) llegó a reunirse con nosotros en la estación, y en el transporte de Battistini, tirado por dos mulas grandes, atravesamos el pueblo mucho tiempo hasta llegar al palacete de Mattia en las afueras de la aldea. 

Estaba rodeado por un alto muro de piedra. Dentro un pequeño jardín que el artista construyó con la mayor paciencia, no siendo una tarea fácil dado el suelo seco. Dentro, la casa era genial, decorada con buen gusto y muy confortable, sobre todo el atrio, donde corría una fuente rodeada de columnas y esculturas de mármol. La hospitalidad y amistad de nuestro anfitrión fueron sin límites, como era su alegría. A los monjes en el monasterio vecino, miembros indispensables de cada familia española de propiedad, se les oía rezar el rosario, sin impedir el estallido de la risa después de oír contar a Mattia nuevos chistes que había traído de sus viajes por el norte. 

El estudio de mi amigo me interesaba mucho, parecía un museo decorado con piezas de todo tipo que le habían regalado, pinturas, esculturas en bronce, mármol y plata. Además de vocalizar, pasaba allí muchas horas estudiando sus papeles, meditando en sus planteamientos con el carácter, no sólo sobre la forma de cantarlas, y así entendí el secreto de cómo Battistini siempre atrae la atención de su público y los mantiene cautivos. Es el resultado de un minucioso análisis psicológico de cada papel, desarrollado y puliendo hasta el más mínimo detalle. Hemos tenido muchas conversaciones acerca de las óperas rusas que estaba preparando. Él conoce todo acerca de la vida en la sociedad rusa de la década de 1840, sus ideales y aspiraciones. 

Después de las excursiones a caballo o en carro, Mattia regresaba a su tema favorito, el estudio del carácter de sus funciones, hasta el punto que organizó en su casa una representación con las largas filas de bailarines, caballeros, y señoritas de Membrilla, con panderetas y castañuelas evocando escenas de Carmen. Los ritmos de baile alternan entre la pasión y mansedumbre, y Mattia, con su sombrero, admiraba el cuadro que él creó, inmerso en el mundo del arte escénico.

Sintió una emoción similar dentro de las paredes de los viejos claustros que visitamos, maravillado por los magníficos frescos y pinturas. Y es precisamente este interés en todas las manifestaciones de la vida, combinado con una profunda erudición y estudio exhaustivo de los mínimos detalles de sus papeles, aseguran que a este distinguido caballero-artista un futuro cada vez más brillante y la simpatía y el amor eterno del público”.

La profunda religiosidad de la pareja favorecía su presencia en Membrilla en la celebración de los Desposorios de la Virgen del Espino. Fue íntimo del Franciscano D. Patricio Panadero, natural de Alcázar, procurador general de la orden de Roma, donde tenía gran influencia. El Padre Panadero estuvo varias veces en Membrilla y le acompañó en diversos viajes. 

El 19 de noviembre de 1909 Battistini fue la estrella de un concierto benéfico celebrado en Manzanares en favor de la Cruz Roja.

El Museo Nacional de Teatro de Almagro conserva los programas del Teatro Real de Madrid de varias temporadas en las que participó el barítono y una fotografía dedicada por él "Al célebre Artista Dn. / Julián Biell recuerdo de / su compañero y amigo. M. Battistini (fdo.) / Londres / 1905".


   

Programas del Teatro Real de Madrid en el que participó Battistini
Programas del Teatro Real de Madrid en el que participó Battistini

 

 

 

Programas del Teatro Real de Madrid en el que participó Battistini
Programas del Teatro Real de Madrid en el que participó Battistini

Retirada de los escenarios 

En 1922 murió Dolores Figueroa en Villa Battistini, una de las propiedades construida por el barítono en Italia para vivir con la familia y descansar después de sus largas y agotadoras giras.  

Tanto Dolores como Mattía tenían profundas convicciones morales y religiosas. Fueron generosos, caritativos y solidarios durante toda su vida. Organizaron y participaron en infinidad de actos y conciertos benéficos por todo el mundo para recaudar fondos para los más necesitados, especialmente en España y en Italia. Esta generosidad tuvo también reflejo en sus testamentos y legados, dejaron casi todo su patrimonio a congregaciones religiosas.

La casa de la obra y los terrenos que la rodeaban, las donó Battistini mediante testamento a la comunidad convento de Consuegra de frailes menores franciscanos de la provincia de San Gregorio Magno de Filipinas (1) para que fundasen allí una congregación. 

Pasados los años con la evidencia de la imposibilidad de hacer la obra, iniciaron en 1950 ante la Santa Sede los trámites para poder venderla. Las causas alegadas en un documento redactado por el Superior Mayor, contenido en la escritura de compra-venta, eran las siguientes:


1.    Después de la guerra, y a consecuencia de la escasez de sacerdotes, hubieron de suprimirse tres conventos de la provincia.
2.    El edificio, objeto del legado, exigía serias reparaciones cuyos gastos no hubieran podido sufragar los frailes.
3.    La falta de agua potable en todo el terreno de la finca distante del pueblo.
La casa y los terrenos las compró la Cooperativa del Campo y la Ganadería “Nuestra Señora del Espino” de Membrilla en diciembre de 1962 y después ubicaron sus instalaciones con la consiguiente desaparición del palacete.
En 1927 en una carta enviada a su amiga Carlotta Keiser, hizo esta observación melancólica: 

"El arte es un libro difícil que sólo unos pocos elegidos pueden entender. Los artistas son personas que llevan a los demás y le muestran el camino, pero cuando se dan la vuelta de repente, se encuentran solos e infelices”.

Battistini en Werther 1903. Jacques Choulon
Battistini en Werther 1903. Jacques Choulon

 

 

 

 Fotografía dedicada desde París en 1917. Jacques Choulon

Fotografía dedicada desde París en 1917. Jacques Choulon


Hoy es posible conocer la legendaria figura de Mattia Battistini y descubrir su voz gracias a las grabaciones que se conservan. Una voz de oro de la ópera del siglo XIX, un barítono de voz suave de una belleza única que sorprende por sus matices, que conocía todos los secretos para modular el acento, el fraseo y establecer las notas con una habilidad asombrosa, un artista que se hundió en el corazón de todos sus personajes.

 

1-La provincia religiosa llamada de San Gregorio Magno de Filipinas, de la Orden de Frailes Menores Franciscanos, comprende en España las provincias de Madrid, Toledo, Ciudad Real, Guadalajara, Ávila y Segovia.


Bibliografía:

ALMARCHA JIMÉNEZ, Pedro y JIMÉNEZ VILLALTA, Enrique, “Mattía Battistini y Dolores Figueroa, una pareja ilustre de Membrilla”, 2012.

BOSCARDINI, Elsa: “Dolores Figueroa y Solís, la esposa de Mattía Battistini”, Rieti 1999.

CHOULON, Jacques, “Mattía Battistini, Rey de Barítonos, barítono de Reyes” Reino Unido, 2009

FERNÁNDEZ PACHECO, Carlos y MOYA GARCÍA, Concepción: “La Filoxera en la provincia de Ciudad Real: Formas de actuación frente a la plaga (1905-1932)” Centro de Estudios de Castilla-La Mancha (UCLM) Cuadernos de Estudios Manchegos nº 33, II época 2009. 
Revista "Opera actual", marzo de 2000
Revista “Ritmo”, marzo de 2010

Membrilla.com 

 

Autor: 

Enrique Jiménez Villalta 

 

Deja un comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.