Pasar al contenido principal

Son días en los que un irremediable deseo de celebración, pautado por el ritmo del reloj, es capaz de contenerse por unos instantes, los últimos. Como el árbol caduco del tiempo que pierde sus postreras hojas. Este sentimiento de finitud actúa como punto de conexión con el patrimonio inmaterial del sentido celebrativo, que desde tiempos inmemoriales nos concita el 31 de diciembre. ¿Cuál es la imagen que ha llegado a nosotros de aquellos bailes y reuniones de Fin de Año? ¿Qué pervive de estas lúdicas tradiciones en nuestro presente?

Ese reloj impenitente presidía desde el siglo XIX las Sociedades de Recreo en sus salas de juego, mesas de tertulia y salones de baile. El baile, como seña de identidad burguesa, se desplegaba especialmente en dos momentos del año, en los que se revestía de una especial magnificencia: Carnaval y Fin de Año. 

En Albacete se encuentra el primitivo Casino fundado en1849, aunque el edificio modernista actual data de 1927, apenas dos años después del diseño del Pasaje comercial y residencial de Gabriel Lodares. A 1923 se remonta el ecléctico Casino de Toledo. Todos ellos persisten a la caducidad de un tiempo pasado, en el que también gozaron de esplendor los Círculos de la Constancia en Cuenca y el Francés en Guadalajara. 

 

Salón del Casino Primitivo de Albacete. Fondo Fotográfico Luís Escobar
Salón del Casino Primitivo de Albacete. Fondo Fotográfico Luís Escobar. Archivo de la Imagen de Castilla-La Mancha. 

 

En cambio, en la provincia de Ciudad Real el mayor número de Círculos se fundan a partir de la década de 1880. Dos de ellos aún preservan su sentido originario, la Sociedad Cultural La Protectora de Membrilla de1895 y el Círculo Agrícola de Calzada de Calatrava, una de las sedes del juego de las caras. 

Para comprender la realidad de las últimas décadas del siglo XIX recalamos en Valdepeñas, la villa que, merced a la exportación del preciado fruto de la vid, experimentará uno de los más elocuentes despegues en este periodo. Los ecos de su predominancia a nivel regional y nacional conducirán el nombre de La Mancha a galardones internacionales. Este crecimiento sin precedentes irá acompañado de la fundación de Círculos, como la Confianza, la Concordia o los Casinos Español y la Esperanza(1) en origen. Eran años en los que la causa carlista encontró en el Casino Español su más firme valedor, en oposición al Círculo Liberal. Destacaban del Liberal su prestigio y cultura (2), aunque también un cáncer social llamado juego (3). En los años que recorrerán los 1890 el Casino Republicano Federal(4) se convertirá en sede de conferencias públicas(5). Estos casinos contaban también con Biblioteca, como la solicitada al Ministerio de Instrucción(6) por el Casino de La Confianza, el más concurrido en 1903(7) .También se configuraron equivalentes arquitecturas efímeras con motivo de la feria, estableciéndose en el centro de la plaza de la Constitución un pabellón-casino amenizado por la banda municipal(8). 

 

 

: Fachada principal del Círculo Liberal circa 1906. Fuente: Catálogo del Centro de Estudios de Castilla-La Mancha.
Fachada principal del Círculo Liberal circa 1906 de Valdepeñas. Fuente: Catálogo del Centro de Estudios de Castilla-La Mancha.



La primera década del siglo XX será clave para la creación de nuevos casinos en la provincia de Ciudad Real, como el de La Amistad en Almodóvar del Campo o el Círculo Monárquico de Alcázar de San Juan (9). En Valdepeñas en 1906 el Casino Republicano acogía mítines, mientras se fundaba otra entidad de similar adscripción política en Almagro. Ante esta proliferación de escenarios, el baile pronto cobrará en ellos el carácter distintivo de clase. La prensa histórica recoge las normas que, en relación a la moda, el baile y el buen tono, se habían establecido en un Congreso Internacional en París en 1905. La Nochevieja parecía un momento propicio para hacer gala de estas disposiciones.

 

Casino de Ciudad Real. Fuente: foto autor.
Casino de Ciudad Real. Eva María Jesús Morales

 

En El Correo de la Moda, publicado en Madrid en 1880, se recogían trajes y peinados específicos para baile (10) . Los bailes de sociedad se celebraban en distintos momentos del año, siendo paradigmática la referencia a la noche del 31 de diciembre.

 

  

Baile en el Círculo de la Confianza de Valdepeñas. Fuente: Biblioteca Virtual de Castilla-La Mancha. El Eco de Valdepeñas. 31/12/1928
Baile en el Círculo de la Confianza de Valdepeñas. Fuente: Biblioteca Virtual de Castilla-La Mancha. El Eco de Valdepeñas. 31/12/1928

 

En el Casino de la Confianza de Valdepeñas los bailes de fin de año tenían lugar en el Gran Salón de Cine. Las tradicionales uvas de la suerte eran repartidas a las familias de los socios para recibir al nuevo año. Son mostrados como verdaderos acontecimientos en el calendario de la sociedad burguesa. La orquesta del Maestro Ibáñez amenizaba estas celebraciones en los Felices Años Veinte.
Las Sociedades de Recreo disponían de grandes espacios para celebrar bailes y banquetes, obsequiando a su distinguida clientela con los refrescos de soda, una moda importada de Estados Unidos en 1860. 

 

Camareros del Bar Ches de Almagro atendiendo en la barra en 1960. Fuente: Fondo Fotográfico Los Legados de la Tierra ES.13034AHP.
Camareros del Bar Ches de Almagro atendiendo en la barra en 1960. Fuente: Fondo Fotográfico Los Legados de la Tierra. Archivo de la Imagen de Castilla-La Mancha


 
En estos Círculos de la buena sociedad los bailes gozaban de gran bullicio y animación, en inseparable compañía con la mayor de la cortesía y respeto. Los valores de contención ajenos a los excesos caracterizarán a este entramado social.

 

María Ronco y amigas en los años 30 y Daniela y Dominga del Campo en los años 20, respectivamente. Fuente: Fondo Fotográfico Los Legados de la Tierra ES. 45168AHP y ES.19130AHP.
María Ronco y amigas en los años 30. Fondo Fotográfico Los Legados de la Tierra. Archivo de la Imagen de Castilla-La Mancha.

 

 Daniela y Dominga del Campo en los años 20, respectivamente. Fuente: Fondo Fotográfico Los Legados de la Tierra ES. 45168AHP y ES.19130AHP.
Daniela y Dominga del Campo en los años 20.Fondo Fotográfico Los Legados de la Tierra. Archivo de la Imagen de Castilla-La Mancha.


La arquitectura de los Casinos con sus amplios salones sobre esbeltas columnas de fundición y sus iniciales esgrafiadas en los vidrios de sus ventanales evocan un tiempo de liberalidad que perpetuaba unos patrones heredados también en lo referente a las formas de exhibición social. No en vano, los nombres escogidos para los diversos Círculos hacían referencia a la idiosincrasia burguesa: Amistad, Concordia, Confianza, Esperanza...

 

Retrato de tres caballeros en un restaurante en 1920. Fuente: Fondo Fotográfico de Julián Collado ES.2003AHP 00049/065061/005.
Retrato de tres caballeros en un restaurante en 1920. Fuente: Fondo Fotográfico de Julián Collado. Archivo de la Imagen de Castilla-La Mancha.


 
Estos Salones de Recreo han conservado su estética y función en diversos locales en la actualidad, como el que albergaba el Círculo Liberal de Valdepeñas. Las formas orgánicas que ornamentaban los interiores donde se celebraban estos Bailes de Fin de Año son uno de los emblemas del estilo modernista de más dilatada permanencia en esta población.

 

 

Interior del Café Local, antaño Círculo Liberal de Valdepeñas. Fuente: foto autor.
Interior del Café Local, antaño Círculo Liberal de Valdepeñas.Eva María Jesús Morales

 

 

Interior del Café Local, antaño Círculo Liberal de Valdepeñas. Fuente: foto autor.
Interior del Café Local, antaño Círculo Liberal de Valdepeñas. Eva María Jesús Morales


   
La festividad de la Epifanía también nos ha legado testimonios en las fuentes hemerográficas. En 1928 se relata el paso de los Reyes Magos por Valdepeñas. La publicidad encontraba ya formas de visibilizar la surtida oferta de los establecimientos de juguetería fina. La calle Pi y Margall era la actual calle Escuelas, que continúa siendo uno de los centros neurálgicos del comercio de la localidad. 

 

Publicidad sobre establecimiento con motivo de los Reyes Magos. Fuente: Biblioteca Virtual de Castilla-La Mancha. El Eco de Valdepeñas. 2/1/1928.
Publicidad sobre establecimiento con motivo de los Reyes Magos. Fuente: Biblioteca Virtual de Castilla-La Mancha. El Eco de Valdepeñas. 2/1/1928.


 
Durante la Segunda República la celebración de la Nochevieja irá adquiriendo cada vez mayor protagonismo. Así, en 1935 Juan Alcaide compone un poema en el que, con el trasfondo de una muerte violenta, se refería a la Nochevieja como una loba muerta a la que enterraban siete zambombas (11) . Este insigne exponente de la poesía de Valdepeñas acude a la fuerza metafórica del instrumento musical que nuestro legado inmaterial asocia a las fiestas navideñas.

En la década de 1960 la Fiesta de Fin de Año adquiere los elementos que hoy compartimos. En plena etapa de recuperación, tras la posguerra, las celebraciones del 31 de diciembre hallan en los grandes salones nuevamente el espacio idóneo para sus banquetes. La celebración sigue su discurso cíclico, como en una suerte de déjà vu de los Felices Años Vente.

 

Fiesta de Fin de Año en los años de 1960. Fuente: Fondo Fotográfico Los Legados de la Tierra ES.13034AHP
Fiesta de Fin de Año en los años de 1960.Fondo Fotográfico Los Legados de la Tierra. Archivo de la Imagen de Castilla-La Mancha.

 


  (1) Biblioteca Virtual de Castilla-La Mancha. El Legitimista. 22/2/1889.
  (2) Biblioteca Virtual de Castilla-La Mancha. Heraldo de Valdepeñas. N.º 6, 8/10/1899
  (3) Biblioteca Virtual de Castilla-La Mancha. La Chispa. 16/2/1906.
  (4) Biblioteca Virtual de Castilla-La Mancha. Templanza, La. 9/1/1894.
  (5) Biblioteca Virtual de Castilla-La Mancha. Realidad. 27/8/1908.
  (6) Biblioteca Virtual de Castilla-La Mancha. La Opinión. 22/4/1903.
  (7) Biblioteca Virtual de Castilla-La Mancha. El Demócrata. 18/8/1903.
  (8) Biblioteca Virtual de Castilla-La Mancha. Heraldo de Valdepeñas. N.º 1, 3/9/1899
  (9) Biblioteca Virtual de Castilla-La Mancha. El Porvenir. 17/7/1906.
  (10)Hemeroteca de Madrid. El Correo de la Moda, año XXX. El 2/01/1880.
  (11) Biblioteca Virtual de Castilla-La Mancha. Eco de Valdepeñas, El [1925]. 30/12/1935.

Fuentes consultadas

  • Archivo de la Imagen de Castilla-La Mancha. 
  • Prensa histórica digitalizada por la Biblioteca Virtual de Castilla-La Mancha y Hemeroteca del   Ayuntamiento de Madrid.
  • Fondo de imágenes y postales del Catálogo del Centro de Estudios de Castilla-La Mancha.

Referencias bibliográficas y blogs: 

  • Blog un paseo por la isla verde.
  • JESÚS MORALES, E.M. (2023). “El patrimonio de lo cotidiano: la casa y el casino burgués en una villa manchega de principios del siglo XX”. En La Construcción del patrimonio cultural en el siglo XXI: de la teoría a la práctica. II Simposio de Patrimonio Cultural ICOMOS Comité Nacional Español. Universidad Politécnica de Valencia.

Agradecimientos: Propietarios, gerentes y responsables de la rehabilitación del Café Local de Valdepeñas

Autora: Eva María Jesus Morales

Profesora Tutora en el Grado de Geografía e Historia de la UNED, Centro Asociado de Ciudad Real en Valdepeñas

Licenciada en Historia y Graduada en Historia del Arte


 

Comentarios: 1

Joaquín Broton… el 12-06-2024

Muy interesante y buen documentado

Deja un comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.