Pasar al contenido principal

75 Aniversario de la creación del Archivo Histórico de Cuenca

 

Creación del Archivo

El 18 de diciembre de 1948 se firmó la Orden del Ministerio de Educación Nacional por la que se creaba el Archivo Histórico Provincial de Cuenca, disposición que fue publicada en el Boletín Oficial del Estado de 11 de enero de 1949:

A propuesta del Patronato de Archivos, Bibliotecas y Museos de Cuenca, que ha reunido e instalado en las mejores condiciones posibles 1.975 legajos de protocolos y otros documentos históricos de aquella  provincia, y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 34 del Decreto de Ordenación del Tesoro Bibliográfico y Documental, de 24 de julio de 1947, este Ministerio ha tenido a bien disponer:

Primero. Se crea en la ciudad de Cuenca el Archivo Histórico Provincial, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 34 del Decreto de 24 de julio de 1947.

Segundo. El citado Archivo Histórico Provincial dependerá, como los demás de su clase, de la Dirección General de Archivos y Bibliotecas, y su organización y conservación, custodia y dirección corresponderá al Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos.

Tercero. Se nombra director del citado Archivo al funcionario del Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos a don Fidel Cardete Martínez.

Cuarto. Se felicita al Patronato de Archivos, Bibliotecas y Museos de Cuenca por su interés y por el eficaz apoyo prestado para la creación de este Centro, y se estimula su demostrado celo para conseguir, en plazo breve, la reunión en dicho archivo de todos los fondos históricos de esa provincia, con el fin de evitar pérdidas irreparables para nuestra Historia.

La creación del Archivo Histórico Provincial de Cuenca aconteció 17 años después de que se creasen estas instituciones en España, mediante Decreto de 12 de noviembre de 1931, estableciéndose estos Archivos como los centros en los que se custodiaría la documentación notarial de más de cien años de antigüedad, considerando que tendrían ya carácter histórico.

Sedes del Archivo Histórico Provincial

-La Casa del Corregidor

Una vez creado había que darle una ubicación para colocar aquella primera documentación, fundamento de su existencia. Antes de instalar el Archivo en un inmueble cedido por el Ayuntamiento de la ciudad, la documentación de la que se haría cargo el Archivo estuvo ocupando la Casa del Corregidor, edificio que también alojó al Juzgado de Primera Instancia de Cuenca. Las vicisitudes por las que pasó los valiosísimos documentos notariales quedaron reflejadas en el elocuente texto redactado por el Archivero, al sacar de esa antigua cárcel civil los Protocolos notariales:

De cómo eran los locales e instalaciones de donde se sacó la documentación en 1948, más vale no recordarlo; allí, los roedores, la polilla, la humedad y el polvo fueron destruyendo, de forma lenta pero eficaz, la documentación que desde 1503 se iba custodiando, según lo ordenado por Isabel la Católica. Así, desde esa fecha, los notarios debían conservar todos sus Protocolos notariales, valiosísimos en investigación histórica.

Este lamentable estado de conservación dio lugar a la pérdida de legajos y otros de los recuperados están en tal mal estado que ni el restaurador más experto es capaz de salvarlos. Según noticias recogidas, los últimos lugares donde estuvo ubicado fueron la Casa del Corregidor y en el edificio de los Juzgados. En este lugar, del que salió en 1948, entre las habitaciones destinadas para conservar los Protocolos, se encontraban los calabozos de otro tiempo…

-Calle Obispo Valero

El ayuntamiento de Cuenca cedió un espacio en la calle Obispo Valero, y desde el Juzgado se llevaron para su reubicación los muchos legajos notariales:

Su liberación fue a principios de 1948 con su traslado al inmueble cedido por el Ayuntamiento para este fin en la calle Obispo Valero, 9. Aquí no gozaron de lujos de ninguna clase, pero se vieron libres de toda la miseria anterior, pues fue suficiente con disponer de unas salas bien ventiladas y unas estanterías limpias.

-La Casa de la Cultura

En aquel lugar permaneció el Archivo Histórico hasta el año 1964 en que fue trasladado a una nueva sede, la Casa de la Cultura, hoy Biblioteca pública del Estado. Ambas instituciones compartieron instalaciones, director, personal y ciudadanos que allí acudían. Según escribió el director, en aquel nuevo edificio, el Archivo tuvo reservadas dos plantas de sus depósitos, además de compartir la sala de lectura, con una especial para investigadores, perfectamente amueblada. Según la dirección de ambos centros, tanto el Archivo Histórico como la Biblioteca pública, desde su creación, no han tenido jamás unas instalaciones tan dignas y tan capaces como éstas…

-Fondos documentales

Según iba pasando el tiempo, el Archivo debió asumir la gestión de otros fondos documentales, además de la documentación notarial. Así, el Decreto 914/1969, de 8 de mayo, del Ministerio de Educación y Ciencia, por el que se creó el Archivo General de la Administración, en Alcalá de Henares, asignó otras tareas a los Archivos Históricos Provinciales. De este modo, según consta en el artículo 5º a la documentación producida por los servicios provinciales de la Administración Central o Institucional será de aplicación lo dispuesto en los artículos anteriores, a cuyos efectos los Archivos Provinciales cumplirán la finalidad asignada al General de la Administración Civil. Es decir, que los AHPs recibirían, en adelante, todos los fondos documentales que careciesen de vigencia administrativa, con más de 25 años de antigüedad, producidos por la Administración periférica del Estado. Esto suponía un considerable incremento de la documentación a transferir al AHP de Cuenca, con lo que, según pasaban los años, se consideró prudente y conveniente solicitar un edificio propio para el Archivo Histórico, puesto que las instalaciones de la Casa de la Cultura no podían asumir el servicio que se debía atender: Biblioteca y Archivo. Los problemas derivados de compartir recursos e instalaciones exiguas llevaron a que el director, año tras año hasta su jubilación, solicitase, insistentemente, un espacio propio e independiente para el Archivo:

Este nuevo edificio que alberga Biblioteca pública y Archivo Histórico resulta insuficiente para ambos, y como el edificio se construyó pensando en los servicios propios de una Biblioteca, es por lo que estamos buscando alojamiento suficiente y digno para el Archivo.

-Gestiones para un nuevo edificio

Comenzaba un periplo de unos años para el director que, entonces, dirigía la Biblioteca, el Archivo Histórico y el Archivo de la Delegación de Hacienda. La pretensión, desde 1975, era reunir en el mismo inmueble los servicios de Archivos, por ejemplo, el Municipal; nos indicó la Inspectora General de Archivos la conveniencia de disponer de un local amplio y adecuado para este fin. La idea, que a todos nos pareció buena, la trasladamos a la Corporación municipal, la cual aceptó sin reservas y ofreció un inmueble. Se trataba del Asilo de Ancianos Desamparados (hoy Museo de las Ciencias), del que se llegó a aprobar el proyecto de acondicionamiento en el año 1977. La petición del Asilo provino de la Asociación de Amigos de Cuenca, que hizo las gestiones necesarias con el ayuntamiento. Sin embargo, el arquitecto se vio en la situación de no poder aceptar el encargo del proyecto por las pérdidas realmente importantes que supondría su redacción. La rehabilitación del Asilo quedó sin efectuarse y fue en el año 1980 cuando surgió la posibilidad de adaptación de la antigua cárcel, prisión que había dejado de funcionar legalmente el 18 de diciembre de 1972, exactamente, 24 años después de crearse el Archivo Histórico de Cuenca, que, finalmente, ocupó el interior de aquellos muros carcelarios.

-El edificio de la Inquisición

El Gobernador civil remitió al ministro de Cultura informe sobre acciones prioritarias en dicha provincia, entre las cuales se encuentra la posible adaptación de la antigua cárcel de Cuenca para instalar en ella el Archivo Histórico Provincial. Lo que ruego me informe con la máxima aceleración de las posibilidades técnicas de un programa en tal sentido y la situación en que se encuentra, desde el punto de vista de su titularidad y de la situación del edificio, el mencionado inmueble.

Por otro lado, en el año 1975, se proyectó convertir aquella cárcel en Parador Nacional de Turismo, plan que, finalmente, no se llevó a efecto. También se contempló una tercera posibilidad de ubicación del Archivo, esta vez, en un inmueble situado en el centro de la ciudad, las Escuelas Aguirre, del que se llegó a enviar un Anteproyecto del acuerdo de cesión entre el alcalde de Cuenca, Andrés Moya López, y el Director General de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas, Javier Tusell Gómez. Sin embargo, tampoco tuvo más efecto.

De todas las opciones que se iban planteando, en opinión del director del Archivo, lo más rápido y económico sería buscar solar para hacer un edificio de nueva planta, con las enormes ventajas de que sería más funcional y más acorde con las necesidades de la vida moderna.

En cuanto al edificio de la antigua cárcel, medio en ruinas, el director del Archivo veía serios inconvenientes; primero, poner el edificio en condiciones de habitabilidad, sería largo y costoso; segundo, su emplazamiento, no nos parece apto por estar fuera del centro de la ciudad… Solamente si a la Subdirección General de Archivos le compensa soportar estas incomodidades y gastos cuantiosos por salvar unas ruinas históricas, la operación es válida.

No cesaron las gestiones para conseguir otros espacios más céntricos, aun cuando ya se había fijado la rehabilitación de la antigua prisión inquisitorial y provincial.

Finalmente, se comunicó la decisión desde el Ministerio de Cultura, que hoy tiene la titularidad del edificio, tras la cesión por el Ministerio de Hacienda:

Estando programada para el ejercicio económico de 1984 la adaptación del edificio El Castillo, situado en la Plaza del Trabuco del casco antiguo de Cuenca, como sede del Archivo Histórico Provincial, esta Dirección General ha tenido a bien encargar la redacción del correspondiente proyecto y la dirección de las obras a los arquitectos don Carlos Rubio Carvajal y don Enrique Álvarez – Sala Walter.

No obstante, se envió una carta del Subdirector General de Archivos al Delegado provincial de Cultura, en la que se manifestaba el informe negativo emitido por los Técnicos, sobre la conveniencia de adaptar la antigua Cárcel para Archivo Histórico, opinión técnica que no se tuvo en cuenta y que era fundamental para entender los problemas que este edificio tenía, tiene y tendrá, y que tuvo ya desde que se construyó como sede de la Inquisición de Cuenca, a finales del siglo XVI, derivados, fundamentalmente, de la humedad estructural y de su ubicación en la parte más alta y aislada de la ciudad. Aun así, el director del Archivo hacía hincapié en que estuviese alejado del centro vital de la ciudad.

Una vez tomada la decisión de su rehabilitación, se hizo un Informe arqueológico previo a los trabajos arquitectónicos, redactado por Juana Mª Huélamo Gabaldón, José María Solías Arís y Jaime Coll Conesa, que documentaron las etapas históricas anteriores, llegando hasta el siglo XX.

El proyecto de rehabilitación de la cárcel reconstruyó el volumen del antiguo inmueble, completando y respetando sus fachadas, aplicando criterios puramente reconstructivos, que denotaría la mínima intervención exterior posible.

La inauguración se llevó a efecto el 6 de mayo de 1991 y el 10 de noviembre de 1997, el edificio fue declarado Bien de Interés Cultural, teniendo, por tanto, una protección singular, según establece la Ley 16/1985, de Patrimonio Histórico Español.

En el año 2007 obtuvo reconocimiento como la mejor obra de rehabilitación en los Premios Antológicos de Arquitectura Contemporánea en Castilla – La Mancha.

-Fondos documentales actuales, actividades culturales y atención al ciudadano y la Administración

Desde que se creó el AHP de Cuenca, ha sido numerosísima la documentación que se ha ido transfiriendo desde todos los ámbitos de la Administración. Un lugar destacado lo ocupan los documentos más antiguos, que han llegado a nuestros días, provenientes de numerosas instituciones de la Iglesia católica (como consecuencia de las leyes desamortizadoras decimonónicas), y que, sin duda, son los más valiosos, tanto por su antigüedad (desde finales del siglo XII hasta el siglo XIX) como por su contenido.

Las actividades culturales se iniciaron una vez que comenzó su andadura en la Casa de la Cultura, y durante las últimas décadas han ido encaminadas a la colaboración con la formación de alumnos (desde Infantil hasta la Universidad), a través de la impartición de Talleres escolares. Además, se han celebrado Ciclos de conferencias, visitas guiadas, exposiciones, colaboración con otras instituciones, realización de cursos de formación, etc. Una difusión cultural que ha tenido y tiene gran impacto social, sobre todo, gracias a las nuevas oportunidades que nos brinda Internet y los medios de comunicación. En el Portal de Cultura de Castilla – La Mancha se pueden consultar diferentes artículos publicados y las actividades del Archivo: Documento del mes y artículos sobre Historia y fuentes documentales. Por otro lado, durante varios años la directora del Archivo colaboró en dos programas de radio emitidos en la Cadena SER Cuenca y Nacional, además de contribuir con publicaciones científicas y asistencia a Jornadas y Congresos nacionales e internacionales.

-Estadísticas

La atención a los ciudadanos y a la propia Administración pública supone responder a las consultas y necesidades que plantean miles de personas a lo largo del año. Así, desde el año 2010, a través de la Carta de Servicios del Archivo, se ha recogido valiosa información estadística. En estos 13 años, se ha atendido a 133.225 consultas, se han entregado 240.642 copias compulsadas, y a nuestras actividades culturales han asistido 17.541 personas.

-Directores y otro personal

Desde que se creó el Archivo Histórico, los directores que han dirigido este Centro han sido: Fidel Cardete Martínez, Begoña Marlasca Gutiérrez, Juan José Alonso Martín, Felicidad Esteban Lorente y, desde junio de 1997 hasta la actualidad, Mª de la Almudena Serrano Mota.

Durante estos 75 años ha sido numeroso el personal que ha prestado su servicio en el Archivo, mediante becas, contratos de trabajo, funcionarios interinos, personal laboral y funcionarios de carrera. Han sido años de mucho trabajo con la documentación; sin la entrega y dedicación de todo el personal al servicio público que se presta habría sido imposible ser un Centro tan bien valorado, según las encuestas de satisfacción cumplimentadas por los ciudadanos. A todos, gracias.

-Servicio público

El Archivo Histórico Provincial de Cuenca es un servicio público de acceso libre para todos. Es una institución de titularidad estatal, que gestiona la Junta de Comunidades de Castilla – La Mancha desde el año 1983, adscrita orgánicamente a la Viceconsejería de Cultura y Deportes de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.

Así, el Archivo Histórico de Cuenca es un centro cultural y administrativo muy importante, tanto por la documentación que conserva, como por el servicio que desde él se presta desde hace 75 años, además de ser un edificio histórico de primer orden.

 

Autora: Mª de la Almudena Serrano Mota, directora.

Fotografías: Ángel Agustín Serrano Mota.

Información práctica

75 Aniversario de la creación del Archivo Histórico de Cuenca

75 Aniversario de la creación del Archivo Histórico de Cuenca

GALERÍA DE IMÁGENES