Pasar al contenido principal

Valeria

La ciudad romana de Valeria fue fundada entre el 93-82 a. C. y desde entonces siempre ha conservado el topónimo romano que hace referencia a su fundador Valerio Flaco. Su gran momento constructivo se produce desde el final del emperador Augusto hasta la época inicial de los Flavios. En esta etapa se produjo la monumentalización definitiva del foro con la construcción de la espléndida basílica judicial y el ninfeo.

Forman parte de este yacimiento los elementos siguientes:

a) El Foro.

- Ampliación del foro: La transformación de éste, con su monumentalización definitiva, se produjo sin duda sobre todo en época de los emperadores Tiberio, Calígula y Claudio, finalizando hacia el año 50 d. C. Dicha transformación dio como resultado un foro de grandes dimensiones. Se amplia territorialmente su superficie, sobre todo hacia el sur y el este, y se elevan las construcciones para que dominen más el terreno, de tal forma que la basílica y la plaza se elevan unos dos metros.

- Criptopórticos y edificio de la exedra: La mayor altura alcanzada por el foro, tras su transformación, permitió el trazado de unos criptopórticos situados en su lado oeste y la construcción de un gran edificio semicircular con fachada al foro, (el llamado edificio de la exedra). La aparición de abundantes fragmentos de escultura monumental en mármol y en bronce, y de inscripciones dedicadas a la familia imperial (todo ello caído en el lugar cuando el edificio colapsó) hace muy verosímil que aquí se encontrara el templo dedicado al culto imperial.

- Escalinata en entrada: Igualmente se levantó la escalinata monumental de entrada al foro por su lado sur.

- La basílica: Se erigió en el lado norte del foro, sobre unos machones de cimentación (que son los que se ven actualmente), sobre los que se levantaron las columnas; constaba de las tres naves, la central (cuatro metros de ancha) era el doble que las laterales, más alta que ellas y dotada de ventanas de iluminación. En torno a este edificio se creó un deambulatorio perimetral.

- Edificio de la curia: Ocupó el ángulo noreste del foro, siendo el lugar donde el gobierno local de la ciudad realizaba sus funciones.

- Aljibes: En el centro del foro, debajo de la plaza, se enterraron los cuatro aljibes o cisternas, donde terminaba el acueducto de Valeria y que pasaba por debajo de la basílica.

- Ninfeo: Lo más conocido y sin duda característico de la imagen de la propia ciudad era el gran ninfeo que se encuentra en el lado este del foro. El mismo no es otra cosa que el muro de contención de la tierra del propio foro que está en la parte superior. El muro del ninfeo tenía unos nichos en los que, con toda probabilidad, había estatuas, y el agua surgía de los orificios, teniendo después su canal de desagüe. El paramento estaba muy cuidado en lo que constituye el ninfeo más grande conocido de la Hispania romana (el canal tiene 105 mts. de longitud).

- Las tabernaes: Por debajo del canal de agua del ninfeo se situaron las tabernas que son unas construcciones donde los comerciantes tenían sus tiendas, con sus techos formando una plataforma sobre la que se podía caminar. En los muros, encima de las tabernas, se elevaban unos arcos formando un pórtico.

b) Muralla e iglesia.

Próximo al foro romano de Valeria, por su lado sur, se encuentra (en el llamado cerro de Santa Catalina) los restos de un lienzo de muralla de unos 70 mts. de longitud pertenecientes a un castillo (hoy desaparecido) del siglo XII y parte de los muros de una iglesia románica de la misma fecha.

Información
  • Provincia y localidad
    • CUENCA
    • LAS VALERAS
  • Categoría
    ZONA ARQUEOLÓGICA
  • Figura de protección
    Bien de Interés Cultural (BIC)
  • Adscripción cultural
    Edad Antigua - Edad Media
  • Fecha BOE
    16/12/1977
  • Tipo
    BIEN INMUEBLE
  • Periodo
    S. I a. C. - S. XII d. C.

Valeria

Valeria