Pasar al contenido principal

Puerta del Sol de Toledo

La Puerta del Sol es una construcción situada en el lado norte de la ciudad de Toledo que ya existá en el S. I d. C., adosada a la muralla romana como un sencillo torreón de grandes sillares. Posteriormente los musulmanes convirtieron este torreón en una potente torre cuadrada. En el último tercio del S. XIV, el arzobispo Pedro Tenorio vuelve a modificarla y la conviente en una de las puertas más importantes de entrada a la ciudad. En el S. XVI el corregidor Gutiérrez Tello decoró la puerta de su fachada norte con el gran medallón de mármol, con la escena de la imposición de la casulla a San Ildefonso a la que en el S. XVII se añadió las pinturas con las figuras de la luna y el sol (de aquí su nombre).
Actualmente lo que podemos ver es una construcción mudéjar realizada de mampostería y ladrillo. Éste decora la fachada formando geometrías, con series de arquillos ciegos entrecruzados. Pero también se reaprovecha parte de los materiales de épocas anteriores, como son los sillares de las jambas y arcos de la puerta de acceso.
Se estructura internamente en dos cuerpos y la azotea:
a) El primer cuerpo tiene dos tramos cubiertos con bóvedas de crucería, separados ambos por el rastrillo. Un estrecho postigo da acceso a una empinada escalera que conduce al segundo cuerpo o de guardia.
b) El segundo cuerpo consta de una nave abovedada y otra más pequeña adosada a la anterior.
c) Por último se encuentra la azotea rodeada de merlones, a la que se accede por una escalera procedente del segundo cuerpo, siendo un mirador desde el que se contempla el barrio del arrabal de la ciudad.
La fachada principal está compuesta por un cuerpo central con un gran arco túmido (o de herradura apuntada), encuadrado por un alfiz, que enmarca otro de herradura islámico. El conjunto se remata con un paño decorativo de arcos entrecruzados, realizados en ladrillo. El acceso está flanqueado por dos torreones, uno de planta rectangular empotrado en la muralla y el torreón exterior, de planta semicircular con matacanes en su exterior.
Como elementos defensivos aparecen las buhardas (habitáculos cuyo suelo tiene una abertura alargada y estrecha) situados encima de los accesos de la puerta, los matacanes (paramentos voladizos sostenidos por ménsulas o contrafuertes) sobresaliendo en las paredes exteriores y el rastrillo o gran reja metálica calada acabada en puntas, a modo de portalón.

Información
  • Provincia y localidad
    • TOLEDO
    • TOLEDO (capital)
  • Categoría
    MONUMENTO
  • Figura de protección
    Bien de Interés Cultural (BIC)
  • Adscripción cultural
    Edad Media
  • Fecha BOE
    18/03/1878
  • Tipo
    BIEN INMUEBLE
  • Periodo
    S. XII - S. XIV

Puerta del Sol de Toledo

Puerta del Sol de Toledo