Pasar al contenido principal

Castillo Doña Berenguela | Aljibe, alberca y piletas

En el centro del patio de armas encontramos los restos de un complejo sistema de captación y distribución de agua muy relacionado con los baños, ya que pertenecen a la misma época, compuesto por alberca y aljibe a su pie. El aljibe es una estructura subterránea excavada en la roca caliza destinada a la captación y almacenamiento de agua. Tiene una sola nave de planta rectangular y estaba cubierto por una bóveda de cañón ligeramente rebajada fabricada con lajas de caliza de 2,70 mts. de altura. Las paredes están regularizadas e impermeabilizadas con un revestimiento hidráulico de color rojo. El suelo es de hormigón e igualmente revocado, con las esquinas redondeadas y una suave inclinación hacia la pared oeste, donde se abre un arco de medio punto que comunica el aljibe con la bajante; esta tiene forma cuadrangular y permitía la extracción de agua y la limpieza del interior.

Junto al aljibe está la alberca donde se recogía el agua que se extraía del mismo, para su uso más inmediato; esta construcción está excavada igualmente en la roca y, se fabrica de forma semejante al aljibe: con paredes de ladrillo y revestimiento hidráulico. Asociadas a ellos existen dos piletas de parecidas características constructivas, cuya función era la de recoger las aguas de lluvia de los tejados, y que luego era conducida hasta el aljibe y la alberca.

También se encuentra un importante sistema de canales que distribuían el agua entre las diferentes dependencias, sistema que continuó funcionando durante siglos.