Pasar al contenido principal

Conjunto Histórico de Moya

La villa de Moya está situada al Este de la provincia de Cuenca, limítrofe con tierras de Teruel y Valencia; en el cerro que preside el municipio hay evidencia de asentamientos humanos desde la Edad del Bronce medio, (1500 años a. C.) donde también se han encontrado monedas romanas acuñadas en Bilbilis -Calatayud- (S. II a. C.).

Conquistada a los árabes en el año 1183, pasó en el 1215 a depender de la Orden de Santiago. Posteriormente la villa consigue la condición de realengo en 1319 y el marquesado en 1480. Desde entonces Moya se personificó en sus marqueses. Los años grandes fueron los de sus primeros señores, Andrés de Cabrera y Beatriz de Bobadilla. En 1520 y 1521, en el contexto de las revueltas antiseñoriales de la Guerra de las Comunidades de Castilla Moya se rebeló contra su señor en dos ocasiones, extendiendo la comunidad a todo el marquesado.

Las Casas de Villena y de Moya se unieron por matrimonio de la tercera Marquesa de Moya, Luisa de Cabrera, con Diego López Pacheco, marqués de Villena. En el siglo XVII sigue Moya engrandeciéndose. Su arcedianato es muy solicitado por ilustres personajes. Entre ellos figuran el historiador Jaime Capistrano de Moya y el literato José de Villaviciosas.

Puede decirse que en el siglo XVIII Moya entra en su decadencia. Desaparecen de estas tierras las familias de los Albornoces, Cabreras, Carrillos y Pachecos. Sólo los Zapata permanecerán más tiempo.

En el siglo XIX se convirtió en centro de la resistencia antifrancesa en 1.808. Hace su proclama contra Napoleón y se levanta en armas. Posteriormente las nuevas orientaciones políticas y administrativas y la desamortización hicieron que los 36 pueblos de su jurisdicción multisecular se separaran. Incluso comenzaron a desmoronarse sus muros y a disgregarse sus habitantes por los barrios anejos más próximos. Proceso que durará hasta bien avanzada la primera mitad del siglo XX.

Su historia puede terminar con su participación en las guerras carlistas. Del lado de Isabel II, sufrió feroces ataques de Cabrera y la destrucción en 1835.

El trazado urbano de Moya corresponde a lo que fuera una notable ciudad medieval. Se halla circundada por cinco recintos amurallados y ocho puertas. Propiamente, la ciudad se halla en el centro del primero y el segundo, conteniendo los principales edificios civiles y religiosos en torno a la plaza Mayor: La Casa Ayuntamiento (antiguo pósito municipal), el Convento de las Concepcionistas del S.XVI y seis templos: «iglesia de Santa María», «iglesia de la Trinidad» y la «iglesia de San Miguel» (actual cementerio). Poseyó también dos centros asistenciales: el «Hospital de Pobres» y el «Hospital de Cautivos de la Orden de Santiago».

Su castillo se halla en el extremo meridional del cerro, entre el primer recinto –la Albacara- y el cuarto recinto, donde se abre la Puerta de Carros. El quinto recinto se halla en la ladera nororiental del cerro, corresponde a la coracha, estructura amurallada para la defensa del abastecimiento del agua que posee dos torres: la «Torre del Agua» (que protege el manantial) y la «Torre de San Roque» (Puerto Seco donde se cobraba la lezda, impuesto por el paso de mercaderías entre reinos).

Información
  • Provincia y localidad
    • CUENCA
    • MOYA
  • Categoría
    CONJUNTO HISTÓRICO
  • Figura de protección
    Bien de Interés Cultural (BIC)
  • Adscripción cultural
    Prehistoria - Edad Contemporánea
  • Fecha BOE
    02/11/1982
  • Tipo
    BIEN INMUEBLE
  • Periodo
    S. XVI a. C. - S. XXI d. C.
DOCUMENTOS PARA DESCARGAR
BOE DECLARACIÓN.pdf
GALERÍA DE IMÁGENES

Conjunto Histórico de Moya

Conjunto Histórico de Moya