Pasar al contenido principal

Barrio Ibérico | Libisosa

El perímetro ocupado por el barrio ibérico se intuye de proporciones considerables. Se conoce principalmente el sector de la ladera norte. La vida de esta barriada atraviesa por varias fases: una primera de construcción de buena parte de los ambientes o departamentos, así como de dos tramos de calle orientados en sentido N-S, y que articulan un mínimo de tres manzanas que se adaptan a la irregular orografía del terreno; y una segunda fase, paralela a la anterior, de ampliación y de reformas en algunos de los ambientes. Los elementos constructivos utilizados en estos edificios fueron zócalos de mampuesto en seco, de espesores variables, alzados de adobe (algunos conservados in situ) aunque también de tapial, pavimentos a base de tierras arcillosas y cantos rodados, y algún indicio de techumbre vegetal, quizá dispuesta a un agua siguiendo la pendiente de la ladera, o bien plana, sujetada por postes de madera y pilares, a modo de tenderete.