Pasar al contenido principal

Alcázar de Toledo

El Alcázar de Toledo es una fortificación sobre rocas, ubicada en la parte más alta de la ciudad de Toledo. Su nombre se debe a los árabes, que lo llamaron «Al Qasar», que significa «fortaleza». En el siglo III fue un palacio romano. Durante la época visigótica el rey Leovigildo estableció en él su capitalidad en el año 568. Fue restaurado y ampliado durante el mandato de Alfonso VI y sus sucesores Alfonso VII y Alfonso VIII. Cuando Carlos I regresó a España desde Alemania, convocó en 1.525 las Cortes en Toledo y se alojó en el Alcázar. Fue modificado en 1.535 bajo su mandato y encargó la dirección de las obras al arquitecto Alonso de Covarrubias, Francisco de Villalpando y Juan de Herrera. Durante la Guerra Civil Española (1.936-1.939) fue utilizado por el entonces coronel José Moscardó como punto defensivo.
Su aspecto actual asemeja a un palacio renacentista de grandes dimensiones, de planta rectangular, con un patio central con galerías columnadas formando dos plantas, con columnas toscanas en las que descansan arcos de medio punto.
El exterior se encuentra enmarcado por torres con chapitel en sus cuatro esquinas, alternando el sillar almohadillado con paños lisos y la disposición de vanos situados simétricamente.
Actualmente el edificio alberga en su piso superior la Biblioteca Regional de Castilla-La Mancha y en su fachada norte el Museo del Ejército.

Información
  • Provincia y localidad
    TOLEDO (capital)
  • Categoría
    MONUMENTO
  • Figura de protección
    Bien de Interés Cultural (BIC)
  • Adscripción cultural
    Edad Antigua - Edad Contemporánea
  • Fecha BOE
    23/02/1937
  • Tipo
    BIEN INMUEBLE
  • Periodo
    S. III d. C. - S. XXI

Alcázar de Toledo

Alcázar de Toledo